Currás dice a Zarrías que la ley puede cambiarse y hacer excepciones en situaciones "complicadas" para la devolver deuda

Actualizado 06/08/2010 15:01:37 CET

Insiste en que Galicia tendrá "menos dinero" en los presupuestos de 2011 pero es "suficiente" para atender los servicios públicos básicos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

La conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás, ha pedido hoy al Estado que tenga en cuenta la situación "tan complicada" por la que pasan las comunidades autónomas y los ayuntamientos y ha replicado al secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, que la ley puede ser modificada y se pueden hacer excepciones en circunstancias adversas como las actuales.

En declaraciones a los medios de comunicación antes de donar sangre, la conselleira ha explicado que "de momento no hay novedad" respecto a los plazos para devolver la deuda de la comunidad, después de que reclamase en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera aplazar las devoluciones.

Fernández Currás se refirió a las declaraciones hechas ayer por Zarrías, quien indicó que es la ley la que impide hacer la devolución de otro modo y que, en cualquier caso, ya se aplazó un año. La titular de Facenda ha afirmado hoy que esta razón "no es suficiente, ya que las leyes se pueden cambiar y excepcionar en una situación tan compleja".

Así, la conselleira ha argumentado que el Gobierno central debe tener en cuenta que "estas deudas surgen como consecuencia de una mala previsión" del Ejecutivo estatal y "no requerirían ningún ajuste financiero sobre las cuentas de España como estado miembro" de la Unión Europea.

"Con lo cual, una vez más, rogamos que se tenga en cuenta la situación tan complicada que ahora mismo estamos viviendo las comunidades y los ayuntamientos", ha pedido, para recordar que son estas administraciones las que soportan "la mayor parte del gasto" social.

PRESUPUESTOS PARA 2011

Preguntada por la elaboración de los presupuestos de Galicia por 2011, Fernández Currás ha destacado que son momentos "de gran dificultad", puesto que hay "un recorte extraordinario y no es fácil ajustar" en cada departamento los gastos al marco presupuestario que se está elaborando. En este sentido, ya avanzó que las cuentas autonómicas se volverán a reducir en 2011.

"Tenemos menos dinero pero aún tenemos suficiente para garantizar lo que nosotros creemos que tiene que prestar la administración de la comunidad autónoma, que son los servicios públicos fundamentales, con lo cual eso es lo que vamos a preservar", ha reiterado la responsable de Facenda, quien ha insistido en que la Xunta procederá a una revisión de "todas las políticas públicas" y buscará "la mayor rentabilidad de cada euro". "En este contexto, lo que estamos haciendo son muchos números", ha concluido, en tono distendido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies