Decenas de personas acuden a la capilla ardiente para despedirse de la agente fallecida en un tiroteo en Vigo

FOTO: Capillaagente
EUROPA PRESS
Actualizado 04/12/2014 5:10:46 CET

La policía, miembro de la UPR, tenía experiencia en atracos e "incidentes complicados" en la calle

VIGO, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Decenas de familiares, allegados y compañeros de profesión de Vanessa María L.C., de 36 años, fallecida en acto de servicio durante un tiroteo, han acudido este sábado a la capilla ardiente instalada en la Comisaría de Policía de Vigo-Redondela para presenciar el acto de entrega a la agente de la Medalla de Oro al Mérito Policial en una ceremonia íntima y "muy emotiva".

La capilla ardiente permanece abierta desde las 10,00 horas, momento en que fue trasladado a la citada comisaría el féretro. El ataúd fue recibido por numerosos policías con uniforme de gala colocados en formación en el patio de las dependencias policiales.

A lo largo de la mañana han llegado a la capilla múltiples coronas y ramos de parte de familiares y amigos, compañeros de promoción, de la Unión Federal de Policía, de la Asociación de Mujeres Policía y de la Policía Federal de México, entre otras personas y organizaciones.

Hasta el lugar se han trasladado el secretario de Estado de Seguridad, el director general de la Policía, el director adjunto de la Policía Nacional, el delegado del Gobierno en Galicia, el vicepresidente de la Xunta y los alcaldes y varios concejales de Vigo y Redondela.

Allí se ha celebrado una ceremonia religiosa privada, en la que se ha realizado el acto de imposición de la Medalla de Oro al Mérito Policial a título póstumo a la agente fallecida en acto de servicio. En todo momento, el féretro ha estado acompañado por la 'Guardia de Honor', formada por cuatro policías y miembros de la Guardia Civil que rotan cada hora.

ENTIERRO, EN LUGO

Está previsto que la capilla permanezca abierta este sábado hasta las 21,30 horas y el domingo entre las 9,30 y las 11,00 horas, cuando el féretro, escoltado por vehículos policiales y acompañado por varios autobuses, partirá desde la comisaría de Vigo hasta el cementerio parroquial de Parga, en Guitiriz (Lugo), donde la agente será enterrada a las 13,45 horas.

La agente fallecida es natural de Pontevedra e ingresó en el Cuerpo Nacional de Policía en 2005. Hace unos siete años fue destinada a la comisaría de Vigo-Redondela y, desde hace seis, formaba parte de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR). Allí, tenía como compañero a otro agente, aunque este viernes la acompañaba el subinspector que resultó herido por cinco balas.

"UN PALO MUY GRANDE"

El comisario principal del Cuerpo Nacional de Policía de Vigo-Redondela, Ángel González Blanco, ha trasladado que Vanessa era "una buena policía", que acudió junto al subinspector a un aviso de atraco, donde tuvieron "la desgracia de encontrarse este enfrentamiento, donde ha habido un intercambio de disparos".

Así las cosas, ha afirmado que "los compañeros, la unidad y toda la comisaría está muy afectada" por lo sucedido a la agente, que ha recibido "muestras de solidaridad de todos los puntos de España" desde su fallecimiento.

El portavoz de la Unión Federal de Policía (UFP), Agustín Vigo, por su parte, ha resaltado que lo ocurrido es "un palo muy grande" para todo el cuerpo de policía. "Te levantas por la mañana para ir a trabajar y no esperas quedarte en el sitio. Nadie se espera esto, por muy preparado que esté", ha aseverado.

Vigo, que fue compañero de la fallecida y el pasado lunes había participado con ella en un curso sobre servicios con menores extranjeros, ha dicho de ella que era "activa, jovial, una persona solidaria que ayudaba a los demás, colaboraba en temas sociales, participaba en actividades deportivas y tenía buena relación con los compañeros".

Precisamente dos amigos de Vanessa, un policía y su pareja, han destacado de la fallecida que "le gustaba su trabajo" y que "era una profesional de toma y daca". "En cualquier intervención podías contar con ella, era muy dialogante, una profesional", ha asegurado el agente.

Además, desde el punto de vista personal, han resaltado de ella que era "una buena niña, muy divertida, siempre sonriendo". La agente tenía cinco hermanos y varios miembros de su familia eran militares. Su novio, que en el acto se ha mostrado notablemente afectado, también formaba parte de la Policía.

AGENTE DE LA UPR

El portavoz de la Comisaría de Vigo-Redondela, Pablo Pallarés, ha manifestado que "da mucha rabia que gente tan joven trunque su vida cuando le quedaba tantas cosas por hacer", aunque, como ha comunicado, a pesar de su juventud, Vanessa recibió unas 21 felicitaciones públicas por servicios meritorios.

Igualmente, ha alabado a la agente por pertenecer a la Unidad de Prevención y Reacción, una unidad en la que los agentes "están en primera línea" y en la que en Vigo hay unos 30 miembros --todos ellos voluntarios-- y de los que sólo cuatro son mujeres. "Ahora tres", ha lamentado.

"Pudo estar en unidades más cómodas, pero a ella le gustaba la UPR, estar en la calle", ha asegurado Pallarés, que ha aseverado que la agente tenía experiencia en atracos e "incidentes complicados" en la calle. "Intervino en muchísimas operaciones complejas, pero ésta se resolvió de una manera distinta y tuvo las consecuencias que tuvo", ha señalado.

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha anunciado este sábado investigaciones en los juzgados y por parte de la Policía para "conocer lo que ha sucedido" durante el atraco. Acerca de ello, Pallarés ha añadido que la próxima semana iniciarán la revisión de los protocolos y los avisos para tratar de dilucidar "si hubo algún error".

LOS HECHOS

El delegado del Gobierno comunicó que sobre las 14,30 horas de este viernes, la sala operativa del 091 de la Comisaría de Policía Nacional de Vigo recibió la llamada de la empleada de una sucursal de Abanca que informaba de que se estaba produciendo un atraco.

Hasta el lugar se trasladó una patrulla policial con dos agentes que, al observar que había un sospechoso, se situaron al lado de la oficina. Al momento, el atracador salió del interior de la entidad financiera agarrando a una rehén, una trabajadora del banco.

Según ha explicado, el asaltante disparó su arma, primero contra estos dos agentes y después contra otros dos efectivos de una dotación de refuerzo que se personó en el lugar. Como consecuencia del tiroteo, la agente Vanessa María L.C. de 36 años, fue herida muy grave y, aunque los sanitarios consiguieron reanimarla y trasladarla al Hospital Meixoeiro, finalmente falleció.

Además, resultó herido de gravedad un segundo agente, Vicente A.B. de 41 años, subinspector de la Policía, que recibió cinco disparos de bala en el torso, uno de ellos a la altura del pulmón, por lo que tuvo que ser trasladado en ambulancia al Hospital Xeral, donde se encuentra en coma inducido y su estado continúa grave aunque estable.

Asimismo, también resultó herida leve la subdirectora de la entidad bancaria utilizada por el atracador como rehén. La mujer fue trasladada al Hospital Povisa y, según ha podido saber Europa Press, ya está en planta tras ser operada para extraerle una bala del brazo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies