Denuncia en Bruselas por "gasto negligente" de fondos europeos en la nueva plataforma del 112

Rueda de prensa del 112 con Ana Miranda (BNG)
EUROPA PRESS
Publicado 14/06/2017 13:54:35CET

El director xeral de Emerxencias recibe el viernes a los representantes de los trabajadores en una huelga que cumple ya dos meses

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del BNG en Europa, Ana Miranda, presentará el próximo martes ante la comisión de peticiones del Parlamento Europeo una denuncia en nombre del comité de empresa del 112 en relación con el supuesto "gasto negligente" de fondos europeos en la nueva plataforma de este servicio en la localidad pontevedresa de A Estrada, adonde se trasladó hace ahora dos meses.

Dos meses, precisamente, en los que los trabajadores han mantenido una huelga indefinida --con servicios mínimos del 80%-- a la que esperan poder poner fin con la consecución de un acuerdo con la empresa. Pero, para ello, señalan a la administración como "pilar fundamental" para resolver un conflicto que, en su apartado laboral, responde a la reivindicación de compensaciones económicas por parte de la plantilla, derivadas del cambio de las instalaciones de San Marcos (Santiago) a A Estrada.

Tras varias reuniones entre la compañía y el comité con la mediación del Consello Galego de Relacións Laborais, los trabajadores en huelga solicitaron a la Xunta que les recibiese. No obstante, denuncian que no obtuvieron respuesta hasta una reciente comunicación pública: el director xeral de Emerxencias, Luis Menor, les ha citado para este viernes, según ha informado la portavoz del comité, Isabel Moares, este miércoles en rueda de prensa.

En paralelo, su compañera Susana Camba, a su lado, ha advertido de la "temeridad" de tener funcionando una herramienta informática, la nueva, que "no está terminada" y "da fallos". "En principio iba a ser la panacea", ha señalado esta trabajadora, para advertir de que, sin embargo, es un sistema "muy bonito pero muy poco operativo" para la gestión de emergencias.

EL SISTEMA, COLGADO MEDIA HORA

Según ha denunciado, "ayer --por este martes-- se colgó durante media hora prácticamente, y hubo que coger las incidencias con papel y bolígrafo". Y, "desgraciadamente", según ha asegurado, "esto es lo habitual", con llamadas que no entran o quedan en espera, según su relato.

Por ello, la representante del Bloque en la Unión Europea, Ana Miranda, ha informado de la denuncia que presentará la semana que viene junto al comité de empresa en la comisión de peticiones de la Eurocámara, por "incumplimiento de la normativa europea" en materia de emergencias y su correspondiente trasposición al estado español --vía decreto-- y a la legislación autonómica --con la ley gallega de 2007--.

Esta normativa, así como una resolución del Parlamento Europeo de 2011, según ha destacado Miranda, exige que la administración competente, en este caso la Xunta, se encargue de "verificar" que un servicio "público y gratuito" como el 112 funciona siguiendo ciertos estándares de calidad y eficacia. En concreto, debe ser "de calidad, fiable, accesible, preciso, rápido y que asegure prestación e informaciones rigurosas y fiables".

"Quien tiene la responsabilidad máxima no se está responsabilizando", ha criticado la portavoz nacionalista en la comparecencia ante los medios de comunicación, en referencia al exigible "control" de la eficacia, que, a su juicio, "está fallando".

"ALGUIEN SE BENEFICIÓ"

Ana Miranda ha hablado de "descoordinación" y "prestación deficiente" de la atención motivadas por los supuestos fallos de la nueva plataforma y ha sugerido que "alguien se benefició" de los fondos europeos empleados en ella.

En concreto, la herramienta nueva se licitó por algo más de 800.000 euros, de los que un 80%, según los datos aportados por los trabajadores, se correspondió con fondos europeos.

Así las cosas, el interés del comité y del BNG es que Europa "se dirija a la Xunta", ya que este servicio es "vital" y las nuevas instalaciones, en lugar de una mejora, implicaron "empeoramiento" del mismo.

Además, Miranda ha apuntado que prevé preguntar a la Comisión Europea por el número de trabajadores que debe desarrollar este servicio. La plantilla de operadores está conformada por 65 personas pero los turnos fijan siete en el turno de mañana, nueve de tarde y seis de noche --durante el año-- y nueve o diez de mañana, 12 de tarde y hasta ocho de noche --en la época estival--.

El objetivo, según ha ahondado la nacionalista, no es que se imponga una sanción a la Xunta, sino que se subsanen los problemas, aunque reconoce que "puede abrirse un procedimiento de infracción".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies