Detenido en Pontevedra un hombre que robaba en el interior de vehículos aparcados en las inmediaciones de cementerios

 

Detenido en Pontevedra un hombre que robaba en el interior de vehículos aparcados en las inmediaciones de cementerios

Actualizado 30/06/2006 22:21:30 CET

PONTEVEDRA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional de Pontevedra detuvo y puso a disposición judicial a un vecino de Marín M.M.R. como presunto autor de varios robos cometidos en vehículos aparcados en las inmediaciones de cementerios de la comarca de Pontevedra mientras los propietarios visitaban las tumbas.

El acusado quedó en libertad con cargos tras prestar hoy declaración ante el juez. Las investigaciones se remontan a los meses de marzo y abril de 2005, a raíz de la presentación en la Comisaría de Pontevedra de varias denuncias.

El autor de los robos aprovechaba el momento en que los propietarios de los vehículos visitaban los camposantos para fracturar el cristal de una de sus puertas, apoderándose de los bolsos que quedaban en su interior.

Los cementerios a los que corresponden los aparcamientos afectados son los de San Mauro, Salcedo, Lourizán y Placeres en Pontevedra, Figueirido, Santa Cristina de Cobres en Vilaboa, Souomaior, Arcade, Ponte Caldelas y Poio, entre otros.

Las investigaciones llevadas a cabo entonces permitieron la detención de M.M.R., natural y vecino de Marín, con antecedentes policiales, al que se imputó la supuesta autoría de esos robos.

El pasado mes de marzo de este año se volvieron a registrar más denuncias por hechos similares. En este caso, el autor no sólo actuaba cuando las víctimas visitaban los cementerios, sino que también aprovechaba la celebración de funerales y otros actos religiosos en iglesias parroquiales.

La policía continuó detectando estos hechos delictivos durante los meses siguientes de abril, mayo y junio, en las iglesias parroquiales y cementerios de Lérez, Bora, Marcón, Salcedo, San Mauro ySan Benito de Lérez, todas en Pontevedra.

Según fuentes de la Policía Nacional de Pontevedra, las sospechas incidían nuevamente sobre el mismo individuo, aunque las vigilancias y seguimientos efectuados resultaron complejos, lo que atribuían a que el sospechoso se desplazaba con su vehículo por vías secundarias y adoptaba medidas de seguridad para evitar su rastreo.

Finalmente, la víctima de otro robo cometido el pasado 24 de junio en las inmediaciones del cementerio de Marcón (Pontevedra) logró que su testimonio y el de otra pareja pudiese identificar al mismo detenido del pasado año. En esta ocasión, tras fracturar una ventanilla del vehículo, se había apoderado de un bolso que contenía dinero en efectivo, documentos, un teléfono móvil y otros efectos para, posteriormente, darse a la fuga en un Ford Orión de color rojo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies