Detenidos en A Coruña dos chilenos que lanzaban líquido hecho con heces a sus víctimas para robarles al salir de bancos

 

Detenidos en A Coruña dos chilenos que lanzaban líquido hecho con heces a sus víctimas para robarles al salir de bancos

Actualizado 30/06/2006 20:02:59 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en A Coruña a dos ciudadanos chilenos acusados de robar a la salida de cajas de ahorro lanzando a sus víctimas un líquido elaborado a base de excrementos y ofreciéndose luego a limpiarlos.

La detención tuvo lugar el pasado martes en la calle Juan Flórez, resultado de un dispositivo de vigilancia que se había organizado en las inmediaciones de oficinas bancarias, ya que desde mediados del mes de mayo se habían recibido denuncias por robos con este "timo de la mancha".

Así, fueron interceptados A.C.M.M., de 60 años de edad, y N.H.C.C., de 53 años, para quienes ya se había decretado una orden de expulsión del territorio nacional en abril y tenía prohibida la entrada en territorio Schengen hasta el año 2008 y 2011, respectivamente.

Asimismo, los agentes constataron que estaban pendientes de detención por 13 atestados anteriores en las comisarías de la Policía Nacional de Ferrol, Pontevedra, Vigo, Vilagarcía, Ourense, León, Salamanca, Avilés, Langreo y Pola de Siero, en las que figuraban identificados como autores materiales de delitos similares en esas localidades.

La forma de actuar de estos individuos consistía en elegir a sus víctimas, generalmente personas mayores, cuando acudían a realizar reintegros importantes en entidades bancarias. A la salida, en calles próximas, les lanzaban el líquido pestilente y uno de ellos se ofrecía a ayudar a la víctima para limpiarle la ropa.

Esos momentos de confusión eran aprovechados por el otro cómplice para robar los sobres con el dinero y sustituirlos por otros similares que tenían recortes de periódicos en lugar de dinero.

En algunas ocasiones, tiraban billetes por el suelo alrededor de los vehículos de las víctimas cuando éstas estaban al volante, indicándoles uno de ellos que se les había caído y, cuando el ciudadano salía del coche a recogerlos, el compañero aprovechaba para abrir la puerta por el lado contrario y robar el sobre o el bolso con el botín.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies