La Diputación de Ourense socorre a nueve ayuntamientos con dificultades

Actualizado 17/12/2013 22:41:29 CET

Los ayuda directamente mediante transferencia para gastos corrientes de los fondos que les corresponden para obras de infraestructuras

   OURENSE, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Diputación de Ourense socorre a nueve ayuntamientos de la provincia para cubrir sus gastos corrientes debido a la dificultades financieras que atraviesan, entre ellos los de Os Blancos y Xunqueira de Espadanedo, cuya situación les hace formar parte de los 13 gallegos con opción de adherirse a un plan estatal de rescate a cambio de una supervisión detallada de ingresos y gastos.

   El presidente de la institución provincial, José Manuel Baltar, ha presentado este viernes el plan formativo 'BenOurense' y momentos antes respondió a preguntas de los periodistas sobre el rescate estatal ofrecido a 314 municipios de toda España, de los que 13 son gallegos y dos de Ourense.

   Baltar ha confirmado que Os Blancos y Xunqueira de Espadanedo son las dos localidades de la provincia a las que el Ministerio de Hacienda ofrece un plan de rescate como opción voluntaria, aunque, de no hacerlo, podría quedar retenida su participación en tributos y ser sancionadas por gastar por encima de lo presupuestado.

   Al respecto, ha explicado que tanto esos dos como otros siete contaron en los presupuestos de 2013 con una partida de 31.000 euros que en lugar de destinarse a obras en infraestructuras en esos ayuntamientos, "se transfieren directamente a su cuenta de gastos corrientes".

   Los mismos seguirán recibiendo esa ayuda durante 2014, con una nueva partida que asciende ahora a 51.000 euros, según detalló, y son para Os Blancos, Xunqueira de Espadanedo, Rubiá, Riós, Nogueira de Ramuín, San Cristovo de Cea, Bande, Xunqueira de Ambía y Rairiz de Veiga.

PLAN ESTATAL

    El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas está animando a 314 ayuntamientos de todo el país, 13 de ellos en Galicia, a sumarse al plan de rescate diseñado para los municipios con graves problemas financieros y que en su primera fase ya ha contado con 88 adhesiones.

   Para quienes se apunten --tienen de plazo para hacerlo hasta el 2 de enero--, se ofrece el apoyo del Estado a cambio de una vigilancia "al detalle" de ingresos y gastos.

   En concreto, en la Comunidad gallega son 13 los consistorios con dificultades que han recibido la invitación del ministerio, cinco de ellos en la provincia de Pontevedra, tres en A Coruña, otros tres en Lugo y dos en Ourense --Os Blancos y Xunqueira de Espadanedo--.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies