El director general de I+D de la UE advierte de que el desarrollo de Galicia pasa por la iniciativa privada

Actualizado 03/06/2006 20:59:50 CET

A CORUÑA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director general de I+D de la Unión Europea, Xosé Manuel Silva, advirtió hoy de que el desarrollo de Galicia pasa por la iniciativa privada e indicó que el programa en investigación y desarrollo que ha planteado la UE para Galicia "es muy ambicioso", pero no sólo en presupuesto (54 millones de euros), sino también porque "supondrá la introducción de mecanismos que hasta ahora no se aplicaban en la comunidad".

El Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Galicia (Coiag) nombró colegiado de honor a Xosé Manuel Silva, durante un acto que se celebró en el Palacio de Congresos y Exposiciones de A Coruña (Palexco), presidido por el decano del Coiag, Ramón Azcárate, y el titular del Consejo General de Colegios de Ingenieros Agrónomos de España, Baldomero Segura García del Río.

Así, se refirió a que el programa de la UE está destinado a "coordinar esfuerzos" en investigación y desarrollo, es decir, que favorecerá que un científico pueda acceder a las grandes infraestructuras de investigación, hasta ahora inaccesibles para la mayoría, según recordó, y permitirá que ese trabajo se coordine con otros "gracias a la puesta en marcha de una red de coordinación para temas prioritarios, como medicina", explicó.

En todo caso, el director general aseguró que debe ser la iniciativa privada la que saque a Galicia de su retraso en investigación y desarrollo. Precisamente, añadió, ahí está el valor de la iniciativa comunitaria, "que servirá de ejemplo a la privada", cuando, puntualizó, normalmente "ésta suele guiarse por las inversiones públicas". Al respecto, Silva reconoció que la iniciativa privada gallega es "insuficiente" para asumir los retos actuales de la UE.

COLEGIADO DE HONOR

Además de Xosé Manuel Silva, también recibió su placa como colegiado de honor José María Mateo Box. El vocal de la junta de gobierno del COIAG que finalizó su cargo en diciembre, Pedro Calaza, recibió una placa conmemorativa también.

Asimismo, se entregaron las medallas del Sesquicentenario (150º aniversario) de la creación de la carrera de ingeniero agrónomo a los antiguos decanos del colegio de Galicia: Gregorio Santaolalla Azpilicueta, José Luis Martínez de Velasco Miraved, Jaime Zea Salgueiro y Juan María Camprubí Arqué.