Dos años de prisión por cuatro incendios en el entorno de Ourense

Actualizado 10/07/2017 16:06:28 CET

   OURENSE, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El procesado Santiago B.L., de 29 años, ha reconocido este lunes en la Audiencia Provincial de Ourense haber provocado cuatro incendios en el entorno de Ourense y ha aceptado la petición de la Fiscalía de dos años de prisión y libertad vigilada durante cinco años, con obligación de someterse a un tratamiento psicológico y psiquiátrico durante ese tiempo.

   El juicio no ha llegado a celebrarse al producirse un acuerdo entre la defensa y la Fiscalía. En un primer momento la acusación reclamaba una pena de cinco años y medio de prisión por un delito continuado de incendio forestal (cuya pena máxima alcanza los seis años de prisión).

   La rebaja de la pena se ha producido después de que Fiscalía haya apreciado una eximente incompleta "muy cualificada" en el acusado por considerar que padece "un trastorno mixto de la personalidad" que "limita de modo relevante su capacidad intelectiva y volitiva".

   Así el acusado, que lleva entorno a un año ingresado en el centro penitenciario de Pereiro de Aguiar deberá afrontar una pena de dos años de prisión y una multa de diez meses a razón de dos euros diarios, con la responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago.

   También ha aceptado cinco años de libertad vigilada. Durante este período el acusado tendrá que someterse a un tratamiento psicológico y psiquiátrico. La Fiscalía ha apuntado que pedirá informes bimensuales a los encargados de evaluar la evolución psicológica del acusado. En caso de no acudir a estas citas ingresará en prisión.

LOS HECHOS

   Los hechos juzgados tuvieron lugar entre las 16,55 y las 21,00 horas del 8 de junio de 2016 cuando el acusado se desplazó en una moto y con un mechero por los ayuntamientos de Barbadás y San Cibrao das Viñas (en el entorno de la capital ourensana) y provocó cuatro incendios.

   El primero de ellos, al lado de la carretera de Barbadás, afectó a 0,01 hectáreas de monte arbolado. El segundo, en Soutopenedo (San Cibrao das Viñas), quemó 2,20 hectáreas de monte raso.

   Los otros dos fuegos tuvieron lugar en Pontón (Barbadás), donde ardieron 0,08 hectáreas de arbolado; y cerca de la localidad de Bentraces (Barbadás), donde las llamas afectaron a 0,16 hectáreas de arbolado.

   El acusado aún está pendiente de un juicio por otros cuatro incendios en el año 2016. La Fiscalía ha confirmado que aún no hay fecha para esta citación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies