Dos imputados como presuntos autores de sendos incendios forestales en A Pobra do Brollón y Chantada (Lugo)

Actualizado 29/02/2012 14:30:48 CET

LUGO, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Lugo ha imputado a dos individuos, que han sido puestos a disposición judicial, como presuntos autores de sendos incendios forestales registrados en los municipios de A Pobra do Brollón y Chantada.

Según informa el Instituto Armado, a las 17.00 horas del pasado día 27 fue imputado un vecino de A Pobra do Brollón como presunto autor de un delito de incendio forestal imprudente.

Este incendio ocurrió a las 15.40 horas del día 26 en la parroquia de Castroncelos y afectó a una extensión de 6,8 hectáreas de monte, de las cuales 6,3 eran de pino de distintas edades y 0,5 de robles y amieiros, según las mismas fuentes.

En el lugar participaron medios de extinción de la Xunta de Galicia, que lograron extinguir el incendio a las 19.15 horas de ese domingo.

A raíz del incendio se inició una investigación sobre la autoría del mismo y la propiedad de los terrenos afectados, imputando a un vecino de la zona, el cual tenía una quema autorizada pero "incumplió las condiciones de seguridad en lo referente a la realización de una devasa en el perímetro del fuego, así como en lo de disponer de medios de extinción adecuados para impedir la propagación del mismo".

Por ello, al levantarse una ráfaga de viento no pudo impedir la propagación al monte colindante, según la Benemérita, el cual es propiedad de la mancomunidad de vecino de A Pobra do Brollón.

QUEMA AUTORIZADA

Por otra parte, a las 11.20 horas del día 27 fue imputado un vecino de Chantada como presunto autor de un delito de incendio forestal que ocurrió el pasado día 24 en un monte de la parroquia de San Pedro de Lincora cuando el imputado realizaba una quema de rastrojos autorizada en la explanada de una finca y, al levantarse viento, el fuego se propago para un monte colindante.

El incendio se inicio a las 14.25 horas y fue controlado a las 15.26 horas, dándose por extinguido a las 16.20 horas tras afectar a una extensión de 0,20 hectáreas de monte raso. En la extinción participaron un agente forestal, dos brigadas, una carroceta y tres avionetas, así como componentes de la Guardia Civil.