Entidades sociales diversifican ayudas y actividades para atender a niños desfavorecidos en verano y "evitar guetos"

 

Entidades sociales diversifican ayudas y actividades para atender a niños desfavorecidos en verano y "evitar guetos"

Publicado 16/07/2017 11:11:06CET

   La Fundación Amigos de Galicia atenderá durante este verano a una media de 12.500 niños con niños con necesidades, 275 en situación "muy grave"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Poner en marcha iniciativas que "eviten guetos" y llegar al conjunto familiar son los grandes retos que se marcan las entidades sociales a la hora de atender en Galicia a niños en situación de vulnerabilidad durante el verano, dado el aumento de las necesidades por el cierre de los comedores escolares.

   Así, distintas entidades que trabajan en este ámbito apuestan por medidas como las ayudas directas que beneficien al núcleo familiar en su conjunto o por actividades de verano en las que, evitando discriminarlos, puedan participar aquellos niños en situación de exclusión para garantizar que sus necesidades alimenticias están cubiertas.

   Es el caso de la Federación Galega de Bancos de Alimentos (Fegaban), que durante el verano mantiene activo un convenio con la Consellería de Política Social y la Federación Galega de Municipios e Provincias para facilitar alimentos que "permitan solventar" la falta de comedores escolares.

   En declaraciones a Europa Press, el presidente de Fegaban, José Pita, ha recordado que la situación de estas familias es "muy grave" y ha apostado por "ser coherentes" con el tipo de ayuda prestada y evitar "hacer guetos". "O se abre para todos, o no se abre para nadie", ha considerado.

   Por ello, desde su punto de vista y de la entidad que representa, el modelo de apertura de comedores escolares en época de verano como se realizó otros años no es el más adecuado. En contraposición, la Federación apuesta por las ayudas directas a las familias en situación de vulnerabilidad.

   "Si los niños no comen, tampoco comerán sus padres ni sus hermanos mayores", ha dicho José Pita, que ha elogiado las ventajas de un modelo que, en colaboración con los servicios sociales locales, entrega alimentos directamente a la unidad familiar que lo necesite y no perciba ayudas de este tipo. "Los ayuntamientos, según sus datos, lo reclaman, y el Banco de Alimentos se lo manda con nombres y apellidos", ha dicho.

   Además de favorecer a "todo el entorno familiar" de forma "global", José Pita cree que este modelo "normaliza" la situación de estos niños, que pueden comer en sus propios domicilios y con "la comida de mamá". "Con abrir los comedores no solucionamos el tema", ha resumido.

MÁS DE 12.000 NIÑOS AL MES

   En esta misma sintonía se encuentra la Fundación Amigos de Galicia, que acelera su maquinaria para suplir las necesidades de este colectivo también con la llegada del verano.

   En declaraciones a Europa Press, esta entidad ha cifrado en más de 12.500 la media de niños en situación de vulnerabilidad que atenderán mensualmente durante el verano, de los que 275 están en una situación "muy grave".

   Para ello, cuentan con aportaciones empresariales y particulares de alimentos y fondos económicos, gracias a los que prestarán un servicio de entrega directa de alimentos a las familias necesitadas. Este tipo de aportaciones, que se realizan todo el año, se incrementan en época estival a raíz del cese de los comedores.

   Uno de los productos más demandados por los usuarios de este tipo de ayudas, apunta la Fundación, es la leche, esencial para los escolares. El volumen de personas asistidas, recuerdan, hace necesarios 2.831.040 litros de leche al año.

   Dentro de estas propuestas, la Fundación ha destacado los más de 7.700 euros recaudados durante el Curro Solidario de la Rapa das Bestas de Sabucedo, que este año ha ido destinado íntegramente a la entidad y permitirá atender a niños con necesidades de la zona y a sus familias.

OTRAS INICIATIVAS

   Además de las ayudas directas, numerosos ayuntamientos en Galicia organizarán durante estos meses actividades, como campamentos lúdicos, en los que, además de favorecer la convivencia de los niños, se les prestará apoyo alimenticio que será gratuito para aquellas familias que lo necesiten.

   Así ocurre en zonas como A Coruña, Vigo, Pontevedra, Ferrol, Ourense o Lugo, así como localidades más pequeñas, como es el caso de Sada, Caldas, Arteixo o Marín. A estas iniciativas se suman los programas municipales de emergencia social, que también trabajan con familias que hacen uso de los servicios sociales, aunque siempre desde una perspectiva "integradora".

   En el caso de Santiago de Compostela, donde se ponen en marcha actividades de conciliación como campamentos urbanos, donde podrán participar niños en situación de vulnerabilidad. Además, las familias de este colectivo con al menos dos menores a su cargo tendrán distintas actividades de verano, como la utilización de las piscinas de Sar desde el 24 de junio, que beneficiará a 100 familias.

   Finalmente, fuentes municipales han confirmado que para este curso se otorgaron 340 becas de comedor por escaseza de recursos --716 becas en todas las modalidades municipales--. La cifra de este tipo de ayudas se ha visto incrementada notablemente en el ayuntamiento compostelano desde las 128 del curso 2013/2014.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies