Feijóo aboga por "aparcar las diferencias" pero cree que es "difícil" por las "discrepancias" en el bipartito

Actualizado 24/07/2006 18:23:44 CET

Asegura que se reunirá el sábado con Quintana con voluntad de "acercar posturas", pero alerta del "peligro" de la autodeterminación

VIGO, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, se mostró hoy partidario de "aparcar las diferencias" entre los diversos partidos políticos en cuanto a la reforma del Estatuto de Autonomía, pero reconoció de que "será difícil" dialogar y pactar el nuevo marco estatutario debido a las "discrepancias" que mantienen los socios del bipartito, PSdeG y BNG.

En una rueda de prensa en Vigo, Feijóo alertó de que "sería un error" dividir a las sociedad civil debido a los diferentes enfoques políticos de los partidos. Así, aseguró que acudirá a la reunión del próximo sábado con el vicepresidente de la Xunta y portavoz nacional del BNG, Anxo Quintana, con la intención de "acercar posturas" con los nacionalistas para intentar llegar a acuerdos sobre la reforma del Estatuto.

En cualquier caso, subrayó que la propuesta del PPdeG "no es la del Bloque", dado que el derecho de autodeterminación que defienden los nacionalistas gallegos es "inútil y peligroso para el país". Asimismo, también alertó contra "el grave error" que supondría que un partido impusiese una denominación para Galicia y apuntó que "los gallegos se sienten cómodos" con el tratamiento actual de comunidad histórica.

Al respecto, indicó que debe ser la sociedad la que decida, de forma mayoritaria, la definición que desean para Galicia. A juicio de Feijóo, las claves del futuro del Estatuto deben basarse en el "galleguismo constitucional" y en una "financiación adecuada" porque no existe marco estatutario "sin convenio económico".

"El autogobierno es un conjunto de oportunidades para avanzar y no una palabra vacía", agregó. Feijóo también lamentó que dé la impresión de que los gallegos tienen "complejo de inferioridad respecto a Barcelona y Vitoria".

LA TRAMPA DE NACIÓN

Por su parte, el vicepresidente del PPdeG, José Manuel Barreiro, alertó de que el reconocimiento de Galicia como nación puede constituir "una trampa", ya que no se trata "de una mera cuestión terminológica" y defendió que esta es "una comunidad histórica que reconoce sus señales de identidad".

Frente a ello, criticó que existan "otras fuerzas que intentan desvirtuar la postura del PP" al decir que este partido no está a favor de la reforma estatutaria, pese a que "está absolutamente comprometido con el Estatuto". Al respecto, recordó que, en su momento, Manuel Fraga ya planteó la revisión de este marco legal y subrayó que sin lo s votos del PP no podrá salir adelante su reforma.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies