La exalcadesa de Betanzos sobre el contrato del profesor: "Nunca tuve consciencia de que hacía algo ilegal"

Publicado 06/02/2018 14:46:09CET

María Faraldo, juzgada por un delito de prevaricación y de falsedad en documento oficial, subraya que este tipo de relación laboral era "habitual" en el Ayuntamiento

A CORUÑA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La exalcaldesa de Betanzos (A Coruña), la popular María Faraldo, acusada de un delito de prevaricación y de falsedad en documento oficial, ha defendido en el juicio que "nunca" tuvo consciencia de que "hacía algo ilegal" al contratar un trabajador para el Conservatorio Municipal de Música, y justifica que fue un tema "puntual" para solucionar la carga de trabajo.

La exregidora, que se enfrenta a una pena de cuatro años de prisión, se ha sentado este martes en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial para responder en relación a la contratación de un profesor para el Conservatorio Municipal de Música de la localidad para el curso 2009-2010. Esta se realizó pese a las advertencias en contra del secretario, el cual sostuvo que la avisó verbalmente.

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) la procesó por la contratación de este maestro, a petición de otro de los acusados, por un puesto "irreal", el de reparador y afinador de instrumentos musicales, a petición del director del centro y aún "a sabiendas" de que no existía justificación para esta contratación.

Sin embargo, en el juicio oral, Faraldo ha asegurado que el secretario, con quien no mantenía una buena relación, no le advirtió "de nada". Además, ha indicado que tampoco le pareció extraño ese tipo de contrataciones de prestación de servicios, en las que los maestros facturaban como autónomos, puesto que eran "habituales" antes de su llegada a la Alcaldía.

"ERA UN TEMA PUNTUAL"

"Me proponen una fórmula para pagar por factura, que ya se había dado en prácticamente todos los profesores que estaban dando clase en el conservatorio", recalca.

La exregidora ha manifestado que ella estaba "completamente convencida" de que la contratación de ese trabajador "era un tema puntual para solucionar" la elevada carga de trabajo que tenía el director del conservatorio.

"Yo no pensaba que estuviese haciendo ninguna ilegalidad", ha declarado Faraldo, que recalca que en el consistorio "nunca hubo reparo" en realizar contratos de arrendamiento de servicios, de los que hay "múltiples casos".

En la causa está también acusado Alberto García Noguerol, el entonces director del centro, por delitos de prevaricación y falsedad documental y Juan Antonio Ferrer Cerveró, el profesor contratado, por su probable participación en un delito de tráfico de influencias.

Ante el tribunal, el profesor contratado ha explicado que él en ningún momento tuvo un contrato, que "fue todo verbal"; y que desconocía como era el procedimiento del Ayuntamiento.

También ha dicho que él se limitó a seguir las instrucciones que le habían manifestado desde el Ayuntamiento y que en ningún momento pensó que lo que estaba ocurriendo "no fuese algo habitual".

PENAS

La Fiscalía pide para la exalcaldesa una pena de cuatro años, seis meses y un día de prisión por un delito de falsedad documental, así como otros cuatro años de inhabilitación para cargo público por el delito de prevaricación.

También solicita que sea condenada a 16 meses de multa. Además, pide un año y nueve meses de prisión para Alberto García Noguerol y pena de 10 meses de multa y tres años y medio de prisión para Juan Antonio Ferrer por tráfico de influencias y falsedad en documento oficial.