Excavaciones arqueológicas desvelan la estructura del Castelo da Lúa, en Rianxo (A Coruña)

Actualizado 14/11/2007 18:31:02 CET

Cultura prepara un proyecto de consolidación y de puesta en valor para convertir a estos restos en recursos históricos y turísticos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una excavación arqueológica, financiada con 120.000 euros por la Consellería de Cultura, acaba de descubrir la estructura del Castelo da Lúa (Castillo de la Luna), en la localidad coruñesa de Rianxo. Los restos de las murallas, el mástil, la cuneta y las dependencias interiores ya son visibles.

La actuación permitió mejorar el conocimiento sobre los restos de este castillo --localizados en 1999--, adoptar primeras medidas para su conservación y facilitará los trabajos de puesta en valor que Cultura acometerá a lo largo del 2008, con una nueva partida presupuestaria.

Las excavaciones estuvieron centradas en la fachada delantera de la fortaleza y en el espacio existente entre la segunda muralla y la cuneta. Además, se limpiaron y se revisaron las estructuras descubiertas en anteriores campañas. También apareció abundante cerámica, datada en los siglos XI al XIII.

Con los datos obtenidos, Cultura prepara un proyecto de consolidación y de puesta en valor para que los restos de este castillo pueda ser fácilmente visitados y comprendidos. De esta manera, estos restos arqueológicos servirán para conocer el pasado de la villa de Rianxo a la vez que se convertirán en un de sus atractivos.

HISTORIA

Según el departamento autonómico, el Castelo da Lúa fue probablemente fue levantado en el siglo XIII por Paio Gómez Chariño y más tarde pasó a formar parte del patrimonio de la Orden del Temple y después del de la Mitra Compostelana. Fue derribado por los Irmandiños alrededor del 1465 y reedificado nuevamente por Suero Gómez de Soutomaior.

Las noticias conservadas señalan el 1480 como el año en el que fue nuevamente derribado por el gobernador real Fernando Acuña. Desde entonces y hasta 1532 las ruinas del castillo fueron empleadas como cárcel, hasta que en ese año a su jurisdicción pasó al arzobispo Alonso II de Fonseca, nuevo señor de la zona. Sin embargo, el fuerte quedó arruinado y las ruinas fueron expoliadas para realizar en el año 1740 el campanario del Templo de Santa Comba de Rianxo, así como distintas construcciones en la comarca y alrededores.

MONASTERIO DE SOBRADO

Por otra parte, la Consellería de Cultura, a través de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultura, informó favorablemente y autorizó el proyecto básico y de ejecución de reparación de cubiertas en el Monasterio de Sobrado dos Monxes, un monumento declarado Bien de Interés Cultural.

Así, se acometerán diversas obras para solucionar los problemas de filtración de aguas y de presencia de vegetación que existen en diferentes puntos del monasterio. Una vez concluida la intervención la dirección facultativa realizará una memoria en la que debe figurar, al menos, la descripción pormenorizada de la obra ejecutada y de los tratamientos aplicados, así como la documentación gráfica del proceso seguido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies