Una exedila del PP que trabajaba en el Ayuntamiento de Baiona y a la que cesó el alcalde denuncia despido improcedente

Publicado 07/03/2018 15:07:06CET

   El regidor recuerda que Ángeles Silva "era un cargo de confianza": "Y cuando no hay confianza, ese cargo no puede seguir contigo"

   VIGO, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Una exconcejala del PP que trabajaba en el Ayuntamiento de Baiona (Pontevedra) y a la que cesó el alcalde, el también popular Ángel Rodal, ha emprendido acciones legales en busca de acreditar que, pese a ser fichada como "cargo de confianza", desempeñaba funciones equiparables a las de una administrativa, y denunciar que su despido fue improcedente.

   En declaraciones a Europa Press, Ángeles Silva, quien fue concejala del PP durante ocho años, ha explicado que fue fichada posteriormente como cargo de confianza primero por parte del exregidor baionés y actual conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña.

   Al abandonar este el Consistorio para ocupar su nuevo cargo en la Xunta, cesó y volvió a ser contratada por Rodal en cuanto éste relevó formalmente a Almuiña en la Alcaldía.

   Sin embargo, pese a su contrato como cargo de confianza, la exedila afirma que desempeñó "todo tipo de funciones" equiparables a las de "una funcionaria o de personal laboral", sobre todo de carácter administrativo.

   "Estuve en el pabellón de deportes, en Urbanismo o en Servicios Sociales, he cubierto bajas o ausencias de personal...", ha relatado Silva, quien ha explicado que, una vez asesorada, decidió pedir por la vía administrativa en el Ayuntamiento que se declarase su puesto como "personal indefinido no fijo con la categoría de administrativo".

PEDIRÁ LA BAJA DEL PP

   Ha explicado que presentó el escrito en el Ayuntamiento el pasado 19 de febrero y que, para su sorpresa, al margen de la "rápida" respuesta negativa --con lo que el siguiente paso sería que se pronunciase el Juzgado de lo Social--, el alcalde le dio "un sobre" en el que ratificaba su cese y "le agradeció los servicios prestados".

   En esta coyuntura, al margen de su demanda laboral, ha emprendido acciones legales por despido improcedente "por represalias".

   Además, la exedila prevé desvincularse del PP. "Voy a enviar un correo al partido en Pontevedra con mi baja y enviaré por carta lo mismo junto a mi carnet", ha trasladado a Europa Press.

"SI NO HAY CONFIANZA EL CARGO NO SIGUE"

   Por su parte, consultado por Europa Press, el alcalde de Baiona ha rechazado pronunciarse sobre este caso y se ha limitado a incidir en que Ángeles Silva ocupaba "un cargo de confianza".

   "Es un cargo de confianza, y cuando no hay confianza, ese cargo no puede seguir contigo", se ha limitado a manifestar el regidor.