Exempleados de Alfageme piden ayuda a las administraciones

Actualizado 17/12/2013 22:44:08 CET
Ex trabajadores de Alfageme
Foto: EUROPA PRESS/REMITIDO

Plantean al Ayuntamiento que los adquiera para equipamientos o los ofrezca a empresas que se quieran instalar en la ciudad

   VIGO, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El colectivo de extrabajadores de Alfageme se ha constituido en asociación y prevén iniciar los contactos con las administraciones para, entre otras cosas, buscar apoyo para la venta de los terrenos de la fábrica de Vigo y poder así cobrar las indemnizaciones que les deben aún después de tres años.

   Según han explicado los portavoces de la asociación, Patricio Muñoz y Herminia Caride, hay unos 110 trabajadores pendientes de cobrar sus indemnizaciones (que suman unos 6 millones de euros), ya que sólo han percibido la parte correspondiente del Fondo de Garantía Social, Fogasa. La mayoría de ellos son exempleados mayores de 50 años, que "contaban con ese dinero para llegar así a la jubilación".

   Los representantes del colectivo han repasado las vicisitudes por las que ha pasado la empresa, afincada en Vigo desde 1909 y que, tras pasar por varias manos, acabó en concurso voluntario de acreedores en abril de 2010. Posteriormente, una sentencia declaró el concurso culpable y el principal responsable, Gustavo Lago, fue inhabilitado, aunque la resolución fue recurrida ante el Tribunal Supremo.

   A día de hoy, los trabajadores siguen sin cobrar la totalidad de sus indemnizaciones y lamentan que, cada día que pasa, sus posibilidades de cobro son menores, ya que va creciendo la deuda contra la masa, es decir, la deuda generada durante el proceso concursal.

USO DE LOS TERRENOS

   Muñoz y Caride han explicado que, tras la subasta de las marcas, y la venta de maquinaria de los centros de Vigo, Ribadumia y O Grove, lo que queda por vender son los terrenos de O Grove y la ciudad olívica. Mientras que para los primeros "hay alguna oferta", para el solar entre Tomás Alonso y Beiramar, en la ciudad olívica, no ha habido interés por parte de nadie.

   Al margen del valor que puedan tener los terrenos actualmente (y que los trabajadores dan por hecho que será menor que el de hace tres años), creen que, con la venta de ese espacio, se podría sufragar el pago de las indemnizaciones. Así, tras recordar que fueron recalificados y que son suelo urbano no consolidado "con edificabilidad", han propuesto "que se los quede el Ayuntamiento".

   Los trabajadores creen que se podrían instalar allí (previo acuerdo con la administración concursal) equipamientos públicos o, en todo caso, que el gobierno municipal "los puede ofrecer" a las empresas que acuden al Ayuntamiento en busca de oportunidades de negocio y de asentamiento en Vigo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies