Una familia de Aríns consigue un nuevo aplazamiento de su desahucio

Actualizado 28/07/2014 12:48:40 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Una familia de la parroquia compostelana de Aríns sobre la que pesa una orden de desahucio ha conseguido frenar por segunda vez a la comitiva judicial y aplazar la decisión al mes de septiembre.

   Desde primera hora de la mañana, según ha informado Stop Desahucios Compostela, varias decenas de vecinos e integrantes de la plataforma se han concentrado en la casa familiar en Aríns para evitar el lanzamiento, que había sido fijado para este lunes después de la prórroga establecida hace 13 días, cuando también se frenó a la comitiva judicial.

   El 15 de julio, primera fecha para el desahucio, la comisión judicial concedió 10 días de plazo adicional a la familia para negociar su situación, después de que Carlos y María, habitantes de la vivienda, interpusiesen una denuncia por estafa contra el hombre que les reclama el abono de la casa.

   Sin embargo, las negociaciones no fueron fructíferas, con lo que volvió a fijarse para este lunes el desahucio de la familia, que finalmente ha sido postergado hasta septiembre.

   En compañía de una gran presencia policial, el secretario judicial y un procurador en representación de la parte acreedora han comparecido a primera hora de este lunes en la vivienda, donde se habían congregado también decenas de vecinos en apoyo a la familia.

   Aunque su intención era ejecutar el desahucio, finalmente, debido a los problemas de movilidad de uno de los habitantes de la vivienda, de avanzada edad, la comitiva decidió frenarlo y aplazarlo hasta septiembre.

LA FAMILIA DENUNCIA UNA ESTAFA

   La familia desahuciada ha denunciad por estafa a Rachid Messaudi, un particular francés al que recurrieron para poder pagar la hipoteca de la casa, a la que no podían hacer frente. La Plataforma Stop Desahucios ha indicado que, mediante engaños no clarificados, el hombre hizo creer que él pondría el dinero de la deuda y que harían "un apaño" para que ellos pudiesen seguir en el futuro con su propia vivienda.

   La familia de Carlos y María, que han pedido amparo por parte de la justicia para que tome en consideración la denuncia, había heredado el terreno en Aríns el que decidieron construir la casa, que está inacabada, "con sus propias manos".

   Al no poder asumir los gastos de arquitecto, impuestos y todo lo relacionado con la legalización de la vivienda, la familia pidió una hipoteca en el año 2006 valorada en 35.000 euros.

   Sin embargo, la situación se complicó cuando la familia quedó en paro y dejó de pagar la hipoteca. Según Stop Desahucios, las comisiones de demora hicieron que la deuda ascendiese hasta los 68.000 euros, momento en el que la familia empezó a sufrir presión del banco, que les advirtió de una ejecución hipotecaria.

   Por ello, Carlos y María se vieron obligados a recurrir al "presunto estafador" Rachid Messaudi, que reside en Benalmádena (Málaga), y que inicialmente les hizo una oferta de compra a cuatro meses.

COMPRA DE LA VIVIENDA

   A pesar de que la deuda de la familia ascendía a 68.000 euros, según los papeles del notario el hombre ahora denunciado adquirió la vivienda por 105.000 euros. Cuatro meses después de esta "compleja" compra, el particular francés les reclamó para poder recuperar la casa 150.000 euros.

   Stop Desahucios ha señalado que la familia "ha sufrido una estafa" y que no "se enteró" de la cantidad que figuraba en los documentos, ya que se sentían "nerviosos" mientras estaban en el notario y creían estar "resolviendo el problema".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies