La familia de etnia gitana que tenía atemorizados a los vecinos en el barrio de O Pino (Ourense) abandonará su vivienda

Actualizado 25/01/2006 16:17:43 CET

OURENSE, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La familia de etnia gitana que tenía atemorizados a los vecinos del barrio de O Pino (Ourense) se marchará voluntariamente de la vivienda por las presiones que, según ellos, reciben, según le confirmó el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos 'Limiar', Remigio González, al subdelegado del Gobierno, Camilo Ocampo.

Los vecinos de la zona de O Pino acudieron ayer a la Subdelegación del Gobierno ourensana donde entregaron un escrito para solicitar una solución rápida al conflicto suscitado por esta familia por agresiones verbales y físicas.

Remigio González señaló que no se trata de un problema de racismo e indicó que "hay que perder el miedo a que se acuse de racismo cuando se trata de temas de convivencia" porque "no tiene nada que ver la etnia con cuestiones de convivencia" ya que "puede ser cualquier ciudadano que no sabe con vivir y hay que tomar medidas".

Además, el presidente de la asociación de vecinos 'Limiar' manifestó que la familia se comprometió "a dejar la vivienda ya" por la polémica vecinal.

La Federación de Asociaciones de Vecinos 'Limiar' se reunió hoy con el subdelegado del Gobierno para tratar distintos temas de seguridad ciudadana en la ciudad de Ourense. Remigio González se refirió también al problema del vandalismo que provoca "destrozos importantes" en el mobiliario urbano.

En esta línea, comentó que "queda mucho que hacer" para poner fin a esta situación porque "no consiste sólo en coger a tres ó cuatro y ponerlos a limpiar" sino que hay que empezar por "incrementar las sanciones".

En la reunión celebrada hoy también se informó a los representantes de 'Limar' de que serán convocados a la próxima junta de seguridad para que haya una representación vecinal.