Familias recuerdan a los fallecidos en el Alvia con una plantación de árboles

 

Familias recuerdan a los fallecidos en el Alvia con una plantación de árboles

Ffamilias plantan árboles en recuerdo de los fallecidos en el Alvia
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 01/03/2015 19:26:59 CET

Los primeros 16 árboles ya crecen en memoria de las víctimas

   ROIS (A CORUÑA), 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Familiares de víctimas del accidente del tren Alvia que tuvo lugar en el barrio compostelano de Angrois en julio de 2013 han plantado árboles para recordar a sus seres queridos en el 'Jardín del Recuerdo', que se ubica en el Pazo de Faramello, en el municipio coruñés de Rois.

   Este proyecto, desarrollado por la Fundación Juana de Vega y que nació el pasado 24 de julio con la plantación simbólica de un primer árbol, ha cobrado forma este domingo en un acto en el que han participado varias decenas de personas, entre las que se encontraban familiares y amigos de las víctimas mortales del siniestro ferroviario.

   La primera familia en plantar uno de los árboles ha sido la de la joven Laura Naveiras, fallecida junto a su novio David Martín cuando los dos viajaban a Galicia. Precisamente, su madre, Asunción Ferreiro, ha explicado que escogió "el árbol del amor" en recuerdo de ambos porque "estaban muy enamorados y compartían mucho, sus estudios de medicina, las clases... todo".

   "Los hemos plantado aquí para que estén siempre juntos, como ellos querían", ha señalado antes de indicar que los padres de David "no pudieron asistir" por lo ella misma que les "prometió que plantaría el árbol por ellos".

   Por su parte, otra de las familias que ha participado en la plantación ha sido la de Manuel Sierra Morán, un profesor de Valladolid que se disponía a pasar unos días en Galicia. "Estamos aquí para recordarlo, es el que nos guía y el que nos une a Galicia y nos hace estar atados con esto para siempre", ha señalado su madre, Lola Morán.

PRIMERAS 16 PLANTAS

   Este 'Jardín del Recuerdo' estará ubicado en una parcela anexa al pazo, de libre acceso, y en donde los participantes han plantado un total de 16 plantas, todos ellos arces rojos o árboles del amor, que desde este domingo crecerán en recuerdo de los fallecidos.

   Según ha explicado el propietario del pazo, Gonzálo Rivero de Aguilar, esta iniciativa nace con el objetivo de "recordar" lo que pasó y que "no se repita". "Es un bosque simbólico para no olvidar", ha indicado antes de asegurar que el objetivo es llegar a 81 árboles, en recuerdo de los 81 fallecidos --tras el descarrilamiento murieron 79 personas pero otras dos perdieron la vida días después y están pendientes de reconocer como víctimas del mismo--.

   En concreto, la iniciativa es posible gracias a donaciones de particulares para la adquisición de los árboles. Precisamente, una de las colaboradoras del propietario, Inés Portela, ha explicado que, desde el inicio de la idea, "ya han sido adquiridos un total de 20 árboles en recuerdo de 20 personas" aunque por razones de disponibilidad de las especies, en la jornada de este domingo, sólo han podido plantar los primeros 16. En cada uno ellos colgará una placa de madera con el nombre de la víctima a la que se recuerda tallado

COLABORACIÓN DE LA FUNDACIÓN JUANA DE VEGA

   Al acto también ha acudido el presidente de la Fundación Juana de Vega, Enrique Sáez, quien ha detallado que esta entidad colabora con el jardín a través del diseño del proyecto, que corre a cargo de la paisajista Isabel Aguirre, responsable de diseños como el del Parque de Bonaval de Santiago de Compostela.

   Tras la plantación, los asistentes han visionado el documental 'Angrois no esquecemento', del grupo audiovisual 'Lentes diverxentes', que se estrenó el 28 de noviembre en el festival Cineuropa de Santiago y se sigue proyectando en distintas salas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies