Farjas acusa al Gobierno de sacar la sanidad a 300.000 personas pero afirma que no se excluirá a "ningún gallego"

La Conselleira De Sanidade, Pilar Farjas, En El Pleno.
EUROPA PRESS
Actualizado 24/11/2011 15:24:04 CET

El PSOE insiste en pedir la retirada del decreto sanitario, pero la conselleira defiende que "garantiza la continuidad asistencial"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La conselleira de Sanidade, Pilar Farjas, ha garantizado este jueves que "ningún gallego" quedará excluido de la cobertura sanitaria, tal y como ocurre, según ha denunciado, con 300.000 personas de todo el territorio nacional, entre las que se encuentran los parados que agotaron su prestación por desempleo, por la "incompetencia" del Gobierno estatal.

Lo ha aseverado ante el pleno del Parlamento, en respuesta a una pregunta oral del diputado socialista Modesto Pose, quien le ha acusado de "generar confusión en la sociedad" con su orden del pasado 5 de septiembre, en la que "se excluye a parados y a pobres". "¿Por qué no a los rubios?", ha inquirido, aunque ha rechazado seguir planteando grupos sociales que podrían ser objeto de exclusión, y ha exigido la retirada de esa orden.

"En Galicia se atiende a todos los gallegos, muy especialmente a los parados y a las personas sin recursos", ha replicado Farjas, para sostener que "mienten los que afirman" que la Xunta "cobra o cobrará" por la asistencia médica.

"Nuestro compromiso es la atención", ha remarcado, para explicar que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) "retira la asistencia sanitaria a los parados que terminan sus prestaciones sociales y son los propios usuarios los que deben acogerse a la vía de persona sin recursos para seguir manteniéndola".

CONVENIO

Por ello, tal y como ha aseverado, su departamento ha firmado, en noviembre de 2010, un convenio con el Ministerio de Trabajo, organismo que exige "la contribución para prestar el servicio", y ha sacado una orden en septiembre de este año por la cual "se garantiza la continuidad asistencial de todos los gallegos.

Con este texto, además, Galicia "se adelanta cuatro meses a la normativa estatal", ya que la Ley General de Salud Pública de 2011 dispone que la extensión de este derecho para los que han agotado la prestación sea efectiva a partir del 1 de enero de 2012.

Sin embargo, el Ministerio de Trabajo ha explicado que la Ley General de Salud Pública "garantiza la universalización de la sanidad pública, lo que incluye a los parados que han agotado su prestación" y que, para "evitar demoras a los usuarios del servicio" en la prestación", las comunidades "pueden firmar convenios" con el INSS --dependiente de Trabajo-- que el Servizo Galego de Saúde (Sergas) no ha suscrito.

LA ORDEN "ES BUENA"

Si bien Pose ha admitido que "puede haber incompetentes en el Ministerio" de Trabajo, ha reclamado a la conselleira que "no discrimine a ningún sector de la población" y le obligue a "dar explicaciones sobre su situación" laboral para poder "recibir asistencia sanitaria".

Por ello, le ha vuelto a pedir que retire este decreto, a lo que Farjas ha replicado que "la medida es buena" en cuanto "garantiza la continuidad asistencial". "Porque no vamos a permitir que nuestros parados queden fuera de los servicios públicos", ha proclamado.