Feijóo acusa a la oposición de hacer “campaña” con la hepatitis C

Actualizado 27/04/2016 11:32:17 CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha avalado este miércoles a la actuación del Servizo Galego de Saúde (Sergas) a la hora de administrar los nuevos tratamientos a afectados de hepatitis C y ha atacado con dureza a los grupos de la oposición, a los que ha acusado de intentar hacer "un juicio sumarísimo", de tenderle "una trampa moral" y de estar "en campaña electoral".

   "Galicia les queda muy grande; me parece indigno que se use el sufrimiento de las familias para hacer campaña electoral", ha aseverado el presidente gallego, a quien PSdeG, BNG y AGE han recordado, en algún caso citando expresamente sus nombres, los pacientes de hepatitis C fallecidos que se investiga en una causa abierta por el Juzgado de Instrucción Número 3 de Santiago.

   En concreto, el juez ha citado en calidad de investigados para este jueves al exdirector de Asistencia Sanitaria y actual gerente del área sanitaria viguesa, Félix Rubial, y la subdirectora de Farmacia, Carolina González, por un supuesto delito de prevaricación administrativa. La Fiscalía, cuyo escrito ha esgrimido la oposición, también les atribuía homicidio por imprudencia profesional, pero el juez no lo ha incorporado.

   Frente a las duras acusaciones de sus rivales --José Luis Méndez Romeu llegó a decir que el presidente "no tiene empatía con el sufrimiento"--, Feijóo ha contraatacado acusando a la oposición de hacer un uso político de este caso y ha reiterado que era una subcomisión específica compuesta por "profesionales" la que decidía sobre cada caso "de forma anónima" antes de que se aprobase en abril de 2015 el plan estratégico estatal.

   Feijóo, a quien la Plataforma de Afectados de Hepatitis C y la oposición exigen que se disculpe por sus políticas "de recortes", se ha reafirmado en que dicha subcomisión autorizó el tratamiento en el 99 por ciento de los casos (en 1.137 frente a 13 denegados), que lo hizo en base a criterios "clínicos y éticos", y ha tildado de "disparate" aludir a razones económicas.

   "Estamos orgullosos de los 130 millones de euros invertidos para luchar contra la esta enfermedad --en torno a 77 millones en 2015 y el resto en el marco del gasto previsto para el actual ejercicio--", ha reivindicado, para subrayar que España es "el sexto país del mundo" y "el primero de Europa" en la atención a pacientes de esta enfermedad, y que Galicia supera "la media estatal" en lo que respecta a nuevos fármacos suministrados.