Feijóo erige a Galicia en "modelo de estabilidad" para España y apela a tender "puentes humanos y políticos"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Feijóo erige a Galicia en "modelo de estabilidad" para España y apela a tender "puentes humanos y políticos"

Acto civil de Feijóo en la Praza do obradoiro
EUROPA PRESS
Publicado 12/11/2016 14:14:12CET

"¡Hay que mojarse por Galicia!", proclama en la celebración del Obradoiro, entre gaitas y paraguas de los centenares de asistentes

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha erigido a Galicia en "modelo de estabilidad" para España tras prometer su cargo en el Parlamento, una idea en la que ha incidido en el acto civil de la Praza do Obradoiro, donde ha vuelto a llamar al diálogo, convencido de que los "puentes humanos y políticos" son "imprescindibles" para "hacer un país".

En la emblemática plaza compostelana, durante la celebración civil que convocó a centenares de personas y paraguas, ya que el día no acompañaba, Feijóo ha profundizado en su mensaje de diálogo y ha proclamado que "en la Galicia de hoy no hay derrotados ni vencidos", sino que las urnas son "afluentes de un mismo río que es Galicia".

"Todos los votos, ideas, sensibilidades e inquietudes son la materia prima para construir nuestro país. El futuro no puede prescindir de nadie. Galicia es una síntesis. Galicia es un acuerdo. Galicia es un gran Camino donde van a parar otros más pequeños pero necesarios", ha esgrimido, para añadir que la propia catedral es "una obra colectiva hecha por gallegos".

Acompañado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha saludado a los pueblos que forman con Galicia "una patria común asentada en la historia", pero sobre todo "en la democracia y en el autogobierno de sus comunidades". También ha incidido en una advertencia que había lanzado en la Cámara autonómica: en una España "solidaria y plural" no hay "ni puede haber privilegios injustos".

"Esa España refuerza lo que somos porque nuestra manera de ser españoles es pensar, sentir y actuar como gallegos", ha proclamado, antes de reivindicar el "europeísmo" y de saludar, desde "esta plaza mayor de España", a los europeos que comparten "la mayor aventura de libertad y progreso que ha conocido la historia".

"EL SUEÑO DE UN NIÑO DE OS PEARES"

"Estamos habitando los sueños de nuestros padres y soñamos la Galicia de nuestros hijos", ha remarcado el dirigente popular, convencido de que Galicia es "la tierra donde los sueños son posibles y las utopías pueden ser reales".

"Aquí está el sueño de un niño de Os Peares que sigue sintiendo el cariño de su familia y de sus gentes. Un niño que aprendió que los puentes son un elemento consustancial al paisaje de Galicia y que ahora, modesto militante de su gente, sabe que otros puentes humanos y políticos son imprescindibles para hacer un país", ha sentenciado.

No en vano, ha recalcado que Galicia "son caminos y son puentes" por los que transitan los gallegos "para juntarse y 'reconchegarse' como pedía Curros Enríquez".

A su juicio, "Galicia es una nacionalidad que elige sin dejar heridas ni rencores ciegos", por lo que "no hay razones para que unos digan que no sienten como suyo a un presidente y otros afirmen que no sienten como suyo al pueblo".

"GALICIA SOMOS TODOS"

"Todos los presidentes y todos los pueblos son nuestros. La democracia son unas instituciones y unas normas, pero sobre todo, unos valores que los gallegos tenemos mucho antes de que la libertad quedase consagrada en nuestra Constitución y nuestro Estatuto. Galicia somos todos", ha sentenciado.

Tras garantizar que será "el último gallego" en cada tarea a efectuar, ha remarcado que no olvida que él es presidente porque sus conciudadanos "así lo quisieron" y que, de ellos, en consecuencia, es la presidencia. "No me olvido nada, de lo que viví ni de lo que aprendí", ha subrayado.

"¡HAY QUE MOJARSE POR GALICIA!"

Ante Rajoy y todos los asistentes a la celebración civil, que ha recuperado el sonido de las gaitas y cuya reserva se hizo pensando en unos 1.500 invitados, Feijóo ha querido responder a quienes proponían suspender el acto que en su día instauró Manuel Fraga por la lluvia.

"¡Hay que mojarse por Galicia!", ha clamado, antes de subrayar que los países, en el futuro, se definirán no por el petróleo, sino por tener o no agua, que en Galicia no falta. Mientras "haya agua", ha agregado que "habrá vida", y mientras esto sucedo, habrá un gallego que reivindique su comunidad.

Por ello, ha llamado a los presentes en la emblemática plaza compostelana y a todos los gallegos que seguían su intervención desde por las retransmisiones de los distintos medios a decir, "más que nunca": "¡Viva Galicia!"

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies