Feijóo no dirá su voto sin "conocer equipos y proyectos" y cree la "unidad" necesaria solo tras el congreso

Alberto Núñez Feijóo anuncia que no será candidato a presidir el PP
ALVARO BALLESTEROS (EUROPA PRESS)
Actualizado 06/07/2018 15:17:58 CET

   Reivindica que Galicia es "de las pocas" que dejó votar "libremente" a los militantes y defiende el poder de decisión de los compromisarios

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Xunta y líder de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijóo, ha evitado desvelar sus apoyos en el XXI Congreso del Partido Popular antes de que se "conozcan equipos, proyectos y objetivos" y ha considerado que, si bien el partido tiene que salir de este proceso "reforzado" y "unido", la cohesión puede llegar incluso "inmediatamente después" del fin de semana del 21 y 22 de julio, cuando se conocerá definitivamente quien será el presidente.

   Un día después de la votación en urna de la militancia, que ha supuesto el pase a la segunda vuelta de Soraya Sáez de Santamaría y de Pablo Casado, y de que el propio Feijóo abogase (antes de conocer los resultados) por que las dos candidaturas que pasasen el corte dialogasen entre sí; Feijóo no ha querido decir a quién apoyó en urna y ha sido partidario de no expresar su voto mientras no se conozcan los detalles que proponen cada uno de ellos. "Yo, al menos, no la daré", ha expresado en declaraciones a los medios este viernes.

   De hecho, el mandatario autonómico ha reivindicado que la militancia ha sido "libre" para elegir entre seis candidatos y "ahora es libre para elegir entre dos", por lo que ha sostenido que no se "debería" dar una opinión "antes de conocer los proyectos, equipos y objetivos". "Tenemos tiempo para verlos, iremos viendo en las próximas semanas", ha remarcado.

   Feijóo ha destacado el "día muy importante para el partido" que se vivió este jueves, "un día de normalidad y de transparencia". En Galicia, María Dolores de Cospedal ganó en tres provincias --A Coruña, Lugo y Pontevedra, donde vota Feijóo--, mientras que en Ourense venció Soraya Sáez de Santamaría.

   A este resultado por provincias le ha quitado hierro el presidente autonómico al ser preguntado por si se sentía perdedor porque en su provincia no había vencido ninguna de las candidaturas que pasa el corte frente a Ourense. Feijóo ha argumentado que los resultados fueron dispares entre ciudades y pueblos, dentro de la misma provincia y con respecto al cómputo global, a lo que hay que sumar que la diferencia global es de unos 400 votos, como él citó.

"LIBERTAD PARA ELEGIR"

   El presidente gallego ha subrayado que los candidatos asumieron los resultados "de forma absolutamente deportiva" y ha considerado que los populares mandaron "un mensaje a la sociedad española de que tienen un objetivo muy claro": "Fortalecernos y seguir siendo el partido más votado".

   "La gente votó en libertad para elegir entre seis candidatos y ahora tenemos libertad para volver a elegir a dos candidatos", ha señalado Feijóo, quien ha felicitado a todos los que dieron el paso y a los vencedores de la primera vuelta. Con todos ellos, o ya ha mantenido contacto o espera poder hacerlo en próximas horas, puesto que no fue posible alguna comunicación por motivos de agenda.

   En sus respuestas a las preguntas de los medios tras presentar el inicio de la obra de la estación intermodal compostelana, ha recordado que ahora son los compromisarios, "elegidos democráticamente", son los que ahora tienen que "asumir la responsabilidad de tomar una decisión en el congreso, a la espera de conocer los proyectos de los candidatos, en segundo lugar los equipos y los programas".

   Para Feijóo, "está triunfando un partido político serio, que sabe muy bien que tiene una gran responsabilidad, que es ser la alternativa de gobierno a una coalición", referencia, esta última, a que "es la primera vez que hay un presidente que no ha ganado las elecciones", aunque está recogido --añadió-- en la Constitución y hay que "aceptarlo".

"SIN INTERFERENCIAS"

   El presidente de los populares gallegos ha reivindicado que, "al contrario" que en otras comunidades, "Galicia ha sido de las pocas donde se ha dejado en absoluta libertad, sin interferencias" a los afiliados. "Usted no vería aquí una declaración, no solo mía sino de presidentes provinciales, a favor de ningún candidato", ha defendido.

   En oposición, sí "ha habido comunidades que han hecho campaña" por uno de los candidatos, pero "en Galicia no". "Si hay una comunidad en la que hemos dejado que votasen en libertad (esa es Galicia). Yo desde luego me apunto a esa forma de entender las cosas, era el momento de respetar a los candidatos y de respetar a los militantes", ha remarcado Feijóo, quien recibió en Galicia a todos los aspirantes a presidir el partido, mientras que su secretario general, Miguel Tellado, los acompañó a todos en sus actos por la geografía gallega.

SOBRE LA UNIDAD

   Sobre la unidad en el PP, Feijóo no ha dudado que de el proceso "tiene que acabar con un planteamiento unitario". "La unidad del partido es el objetivo final: Se puede conseguir antes del congreso, durante el congreso o inmediatamente después; pero sigo pensando que la unidad del partido es muy importante", ha enfatizado.

   El dirigente gallego ha advertido de que los congresos "no se pueden hacer para dividir un partido, sino para tomar fuerzas e impulso para el futuro". "Y en consecuencia, sí creo que la unidad del partido es un objetivo básico", ha reiterado, antes de avisar, porque "no hay ningún partido reforzado que esté desunido": "Si el partido no sale unido del congreso, es evidente que no hemos conseguido el objetivo".