El presidente de la Xunta subraya puntos de encuentro con PSOE y BNG y marca distancias con En Marea

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El presidente de la Xunta subraya puntos de encuentro con PSOE y BNG y marca distancias con En Marea

Debate investidura Alberto Núñez Feijóo
PPdeG
Actualizado 10/11/2016 19:08:45 CET

Marca más distancias con Villares y le insta a disculparse por el tuit de Fernán Vello en el que tildó de "alienado" al pueblo gallego

  SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

     El líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha llamado de nuevo a sus rivales a "remangarse y trabajar juntos" pese a las "diferencias", emulando lo que hacen cada día "los gallegos". Sobre todo, se ha dirigido al PSOE, cuyo discurso económico ha valorado y al que "necesita" por su papel clave en debates estatales como la financiación autonómica. Pero también ha constatado posibles puntos de acuerdo con el BNG.

   "Supongo que seremos capaces de priorizar, remangarnos y trabajar. Vuelvo a pedirles que, pese a las diferencias que nos separan, no olvidemos que somos los representantes de un pueblo unido que se respeta y que cree en sí mismo", ha reivindicado, en la segunda sesión de investidura, al tiempo que ha reiterado que no tiene otro "compromiso" que Galicia y que gobernará para "todos".

   Pese a la llamada al diálogo y a repetir que ve al PPdeG capaz de hallar puntos de encuentro "con las minorías" si la "prioridad" es Galicia, Feijóo no ha desaprovechado la oportunidad para lanzar algunas pullas a la oposición, sobre todo al portavoz de En Marea en la Cámara, Luis Villares, al que instó a disculparse por el polémico tuit de Miguel Anxo Fernán Vello en el que tildaba de "ignorante y alienado" al pueblo gallego.

   "Si usted no se disculpa, lo haré yo", ha esgrimido el jefe de filas del PPdeG, en relación al comentario posterior al 25-S por el que el propio diputado de En Marea en el Congreso pidió perdón en su día. A En Marea le ha instado a "asumir los resultados electorales" y a Villares, a quien agradeció en tono irónico la "lectura" de su intervención, le ha afeado las medidas de gobierno de las fuerzas rupturistas en las ciudades de A Coruña, Santiago y Ferrol.

   Más conciliador se mostró con la portavoz parlamentaria del BNG, Ana Pontón, cuyo "tono" ha agradecido. De hecho, ha confesado que se alegra de que sea portavoz, aunque le ha aconsejado aceptar que Galicia "no es nacionalista". Del portavoz socialista en la Cámara, Xoaquín Fernández Leiceaga, ha celebrado su discurso económico y también, entre risas de parte del hemiciclo, la abstención de su partido en Madrid que favoreció la investidura de Mariano Rajoy.

   A todos sus rivales, les ha recordado que "no importan" ni el presidente ni el resto de diputados de la Cámara, sino Galicia. Si se trata de "hablar de los intereses" de la comunidad, lo "encontrarán", pero no dudará en "discrepar en cuestiones que atenten contra las mayorías, las libertades o la forma de ser de los gallegos".

PROXIMIDAD AL PLAN DE RETORNO DEL BNG

   Aunque respondió conjuntamente a las intervenciones previas de los grupos, Feijóo se dirigido en primer término a Ana Pontón, con la que ha constatado "puntos en común". "Si las prioridades son Galicia y los servicios públicos, siempre nos encontraremos, estamos de acuerdo", ha defendido.

   Con todo, ha advertido que las apreciaciones constructivas de Pontón "no combinan muy bien" con el hecho, por ejemplo, de que le haya tildado de "traidor". Frente a la "hipocresía de mala calidad", el líder del PPdeG ha apelado a "decir la verdad" y ha garantizado que gobernará "para todos". "Para los que votaron al BNG, también", ha apostillado.

   Al BNG ha recordado que él también conoce el paro en su propia familia y ha destacado el descenso del desempleo en los últimos años, así como la subida de las afiliaciones a la Seguridad Social. También ha indicado que el 25-S le apoyaron casi la mitad de los gallegos y ha preguntado a Pontón si cree que son "todos ricos". "Militante de Galicia", luchará contra el paro y ha defendido las "mejoras" en los sectores lácteo, naval y de la automoción.

   "Y no puede decir que no se ha hecho nada contra la violencia machista, sí, machista, usted le llama violencia de género y yo le llamo por su nombre", ha remarcado, antes de enfatizar que mantiene el compromiso de garantizar que todos los abortos con amparo legal se hagan en hospitales gallegos "conciliando" el derecho de las pacientes con el de la objeción de conciencia médica.

   Feijóo ha celebrado que Pontón dijese también que la "lengua une" y ha esgrimido que, en consecuencia, conviene que "nadie se apropie de ella". Ha defendido que el "conocimiento" del gallego está "por encima de cualquier otro momento histórico" y que lo necesario ahora es "un gran acuerdo" para su difusión y promoción, sobre todo entre los jóvenes.

   Además de celebrar la intención de la nacionalista de hacer una oposición "estricta y rigurosa", ha aludido como otro posible ámbito para el acuerdo al plan de retorno de la emigración que plantea el BNG. "Tenemos que hablar; vemos puntos en común y me gustaría concretar con usted algunas propuestas", ha trasladado.

"NECESITAMOS AL PSOE"

   Aunque Feijóo ha arrancado su respuesta al PSdeG provocando risas jocosas en el hemiciclo al recordar la reciente abstención socialista en el Estado, también ha agradecido el tono de Leiceaga y, sobre todo su discurso económico, aunque con algún punto de discrepancia. Así, ha coincidido en que, si bien hay recuperación, ésta es "insuficiente" y lo será mientras quede desempleo.

   "El paro es mi primera preocupación", ha garantizado y también ha coincidido en la preocupación manifestada por los socialistas en relación al reto demográfico, "un asunto capital". "Me gustaría poder trabajar en este punto", ha reconocido, antes de incidir en lo "necesario" que es para el PP, "especialmente", hablar con el PSOE, con "mucho que decir" en asuntos como la financiación.

   "Me parece que su aportación en el ámbito económico es absolutamente fundamental", ha continuado el dirigente popular, quien también ha agradecido la "aportación patriótica" de Leiceaga al afirmar que "no es momento de plantear reformas estatutarias". A su juicio, no conviene a Galicia "abrir y cuestionar determinados principios como la igualdad y que ninguna comunidad tenga mejores condiciones que otra".

   Tras manifestar su deseo de que los responsables del PSOE en el Estado faciliten la gobernabilidad, se ha reafirmado en las coincidencias entre populares y socialistas.

   "Coincidimos en temas fundamentales: en demografía, en la necesidad de un pacto por la educación --ha advertido que antes de Navidad hay que saber en qué consiste la reválida que sustituye a la selectividad--, y coincidimos en que hay que mejorar el estatus de los autónomos. Por eso son una referencia permanente", ha defendido.

"LOS GALLEGOS NO SE EQUIVOCAN, ACIERTAN VOTANDO"

   Aunque también ha tendido la mano a En Marea, Feijóo se ha esforzado en marcar las distancias y ha sido contundente en la réplica a Luís Villares, al que ha reconocido, no obstante, su cambio de "todo" y que haya sido "muy educado", lo que considera "un avance importantísimo". Eso sí, ha subrayado que el PPdeG tiene la mayoría absoluta porque así "lo quisieron los gallegos" y le ha instado a "asumir los resultados".

   "Galicia respondió al 'no es no' y votó sí. Los gallegos no se equivocan, aciertan votando, como cuando les votaron a ustedes en las ciudades e incluso en una ganaron. Por eso nosotros nunca los insultamos por lo que votan y vamos a respetar sus propuestas", ha esgrimido Feijóo, quien ha censurado que Villares equipare "corrupción" con gobierno y se ha preguntado si opina lo mismo de las urbes en las que gobiernan las mareas locales.

   También ha defendido la labor de su Ejecutivo frente a la Hepatitis C y ha reprobado que un exmagistrado pretenda "condenar" a cargos del Sergas antes de que haya juicio y sentencia. Por último, se ha mostrado convencido de que incluso con En Marea habrá puntos de acuerdo si hay coincidencia en las "prioridades". "Si estamos de acuerdo en algo, supongo que avanzaremos, espero no tener que desdecirme en estos cuatro años", ha zanjado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies