Feijóo no cree que Mas haga "lo que nunca se atrevió a hacer" Ibarretxe, pero se remite "a la ley" si ocurre

Feijóo preside el Consello del 11 de septiembre de 2014
XUNTA
Actualizado 05/07/2015 7:35:28 CET

Ve que la Diada puede ser "un buen día para recuperar el sentido común y la inteligencia" de la que "siempre ha hecho gala" el pueblo catalán

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado, sobre la consulta catalana, que no cree que su homólogo en la Generalitat, Artur Mas, haga "lo que nunca se atrevió a hacer (Juan José) Ibarretxe", pero ha advertido que, si esto ocurre, los tribunales "dirán que hacer" y el Gobierno de España "actuará" conforme lo que dicte la Justicia.

Preguntado sobre la Diada y el discurso de Mas tras la reunión semanal de su Gobierno, Feijóo ha coincidido con su compañera de filas Alicia Sánchez-Camacho en que esta celebración puede ser "un buen día" para "recuperar el sentido común y la inteligencia" del que "siempre ha hecho gala" el pueblo catalán, uno de los "más admirados" de España.

Dicho esto, ha avisado de que "nadie" puede incumplir la ley y "menos" un presidente autonómico, puesto que "representa" al Estado dentro de su comunidad y es "garante" de la misma. Así, se ha declarado convencido de que ningún presidente "va a incumplir la ley como pretenden algunos partidos independentistas en Cataluña".

"HARÁ CUMPLIR LAS SENTENCIAS"

"No lo hizo Ibarretxe y no creo que el presidente Mas quiera incumplir leyes que nunca se atrevió (a incumplir) el lehendakari", ha remarcado, para añadir que, si finalmente ocurre, hay que ajustarse al "absoluto rigor" y someterse a la Justicia. "Los tribunales nos dirán que hacer y estoy seguro de que el Gobierno lo hará", ha aseverado Feijóo.

Convencido de que el Gobierno central "hará cumplir las sentencias" si es preciso, Feijóo ha asegurado que los gallegos "se alegran" de que los catalanes celebren su fiesta igual que Galicia conmemora el 25 de julio y ha enfatizado que esta celebración "representa a un pueblo, no a una ideología concreta".