Feijóo promete "una solución" para que los abortos clínicos se hagan en centros gallegos

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Feijóo promete "una solución" para que los abortos clínicos se hagan en centros gallegos

  Alberto Núñez Feijóo comparecerá en rolda de prensa para dar conta dos asuntos
XUNTA/CONCHI PAZ
Publicado 20/10/2016 15:38:25CET

Lamenta el problema "irreversible" de la mujer que perdió el útero, pero advierte que cada caso es particular y pide evitar el "uso político"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Xunta en funciones, Alberto Núñez Feijóo, ha encomendado al conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, buscar "una solución" para intentar que las interrupciones voluntarias del embarazo que ampara la ley se practiquen en hospitales gallegos en todos los casos en los que sea posible y no haya que salir de la comunidad.

   "Hay dos derechos, el derecho al aborto y el derecho a la objeción de conciencia (de los profesionales médicos); respetando esos dos derechos tenemos que dar con una solución y buscar la fórmula para que se produzcan en los hospitales de Galicia", ha sentenciado Feijóo, en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta.

   Así se ha pronunciado después de trascender la sentencia en la que un juzgado lucense condena al Servicio Galego de Saúde (Sergas) debido al retraso en el diagnóstico y a la atención inadecuada a una mujer embarazada que tenía una alteración cromosómica en el feto y a quien no se le autorizó el aborto hasta la semana 32.

   Feijóo ha trasladado su "respeto" a la resolución judicial y "toda su preocupación y malestar", al tiempo que ha solicitado "disculpas", aún consciente de que no bastan, a la mujer afectada que sufrió "un problema de salud irreversible" al perder su útero.

   En todo caso, ha precisado que la sentencia no solo atañe al Sergas, sino también a centros de otra comunidad y relata una "concatenación de hechos", aunque la responsabilidad recae en el primer servicio con el que entró en contacto la paciente, el Sergas.

DEFENSA DE LOS PROFESIONALES Y EVITAR "USO POLÍTICO"

   Dicho esto, el presidente ha reflexionado acerca de que este tipo de "errores" se producen y ha rechazado poner en cuestión el "trabajo meritorio de la inmensa mayoría de profesionales" como consecuencia "de un error o negligencia en un hospital concreto y una persona concreta".

   Así, ha subrayado que cada caso clínico es particular y que en algunos (como el que es objeto de la sentencia) pueden darse "complicaciones" que recomienden el traslado a otras comunidades, por lo que ha abogado por evitar el "uso político" de este tipo de asuntos.

   Eso sí, ha admitido que hay que "mejorar la atención" dentro de Galicia y evitando las derivaciones, una cuestión para la que tendrá que buscar "la fórmula" el Sergas.

"CONJUGAR" LOS DERECHOS A LA OBJECIÓN Y AL ABORTO

   Así las cosas, ha remitido al conselleiro de Sanidade la búsqueda de una solución que deberá conjugar, ha subrayado, "el respeto" a los dos derechos en cuestión: el de la interrupción del embarazo y el de la objeción de conciencia de los profesionales.

   "Lo que digo es que el derecho a la prestación sanitaria del aborto de acuerdo con la ley debería tener una solución en Galicia, pero si hay una situación que, dada la complejidad, aconseja remitir a otro centro por su mayor experiencia", ha aclarado el presidente gallego.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies