Feijóo rechaza hacer "demagogia" sobre ajustes en Cataluña o Euskadi, aunque Galicia plantea "otras" medidas

ROLDA DE PRENSA POSTERIOR AO CONSELLO DA XUNTA
XUNTA/CONCHI PAZ
Actualizado 24/11/2011 18:05:37 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha rechazado hacer "demagogia" sobre los recortes planteados en comunidades como Cataluña y Euskadi, que afectan a los salarios de los funcionarios. Al respecto, ha señalado que los titulares de sus Gobiernos son los "responsables" de sus decisiones, como él asume los pasos dados en Galicia, que apuesta, ha destacado, por "otras" medidas.

"Los presidentes que quieren ser rigurosos no contarán con mi demagogia porque creo que hacer demagogia cuando un presidente quiere ser riguroso es lo peor que se puede hacer", ha defendido el jefe del Ejecutivo, al término del Consello de la Xunta.

"El presidente de Cataluña y el lehendakari plantearon una serie de cuestiones de las que son responsables, nosotros planteamos otras", ha añadido Feijóo, a renglón seguido. Como ejemplo, se ha referido a la reposición de las 25 horas en el ámbito educativo, entre otras medidas, y ha destacado que estas decisiones están "dando resultados".

Dicho esto, ha añadido que cuando se conozca la situación de España "en su conjunto" es cuando se verá si es necesario "tomar decisiones a mayores" o si son "suficientes" las que ya se han adoptado. En cualquier caso, ha garantizado que la Xunta seguirá "por la senda de la austeridad y del rigor, todas las semanas y los meses".

Preguntado por cómo le afectará a la comunidad la situación de las cuentas públicas de España, Núñez Feijóo ha insistido en que habrá que ver si hay "agujeros" y facturas "sin contabilizar". "De todo eso hay que hablar y analizarlo", ha añadido, para advertir de que las "fiestas presupuestarias" se han acabado porque son tiempos "de rigor".

Por último, ha insistido en que es necesario "cumplir el mandato" que salió de las urnas el pasado domingo y que, ha defendido, señala que los políticos que "dejan agujeros económicos" deben ser "sustituidos" por quienes "los vayan solucionando". "En eso consiste el servicio público", ha zanjado el popular.