Feijóo retoma el miércoles su agenda institucional pública en una semana clave antes de dar a conocer su futuro en el PP

Feijóo en el último acto público como presidente antes de retomar la agenda
XUNTA
Actualizado 12/06/2018 20:46:50 CET

   Dirigentes populares gallegos creen en la capacidad de cohesión del presidente de la Xunta y que ahora es el momento si quiere dar el salto

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, retomará este miércoles su agenda institucional pública con su participación en la entrega de banderas azules en la playa de Riazor, en A Coruña, y después de que en las últimas horas, tras participar en la junta directiva que ha convocado el XIX Congreso de su partido en Madrid, se haya quedado en su despacho trabajando a puerta cerrada.

   Aunque no se ha dejado ver en ningún acto público, Feijóo activó "a primerísima hora de la mañana", en palabras de su conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela, los mecanismos de coordinación con el Gobierno central para colocar a Galicia como comunidad de acogida de los migrantes y de los refugiados que están a bordo del Aquarius en el Mediterráneo y que se dirigen a Valencia.

   Esta actitud, que también ha sido defendida por el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha sido también la de los gobiernos populares de Castilla y León y La Rioja, pero contrasta con la línea oficial del PP que todavía preside Mariano Rajoy y cuyo coordinador general, Fernando Martínez Maíllo. El dirigente popular ha prevenido --en una entrevista en TVE-- sobre el riesgo de lanzar el mensaje de que España es un "coladero para la inmigración ilegal", mientras que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha dado la "bienvenida" a "todo lo que sea tener un comportamiento humanitario".

   Fuentes de su entorno han explicado a Europa Press que Feijóo tenía despejada su agenda pública este martes de antemano, pese a que la semana anterior el mandatario autonómico pudo contar sus actos públicos a razón de tres diarios. No en vano, lo han querido desvincular del hecho de que esta semana es clave para que el mandatario autonómico decida sobre su futuro en el partido y, en definitiva, si da un paso adelante y pugna por la Presidencia del PP tras la renuncia de Mariano Rajoy.

   El propio Feijóo, en sus últimas declaraciones públicas, apeló a que estos días son tiempo para la reflexión. "Es la semana de la militancia", dijo este lunes a la salida de la reunión del máximo órgano entre congresos de su partido, en medio de un revuelo mediático en que se le volvió a preguntar por cuál era su decisión y cuando la comunicaría.

   Pero el mandatario autonómico se remitió a los plazos dados por el partido, los cuales "respetará". Así, la decisión que adopte encajaría en el plazo de entre el 18 y el 20 de junio, día en que, precisamente, se citó de nuevo con la oposición en el Parlamento gallego para que le pregunte por su futuro político.

   De hecho, el miércoles día 20, en la sesión de control al Gobierno, ya se conocerá si Feijóo dará el salto a la política nacional con el aval de las tres mayorías absolutas conseguidas en Galicia, una 'mochila' política a la que él mismo apeló el pasado domingo en declaraciones públicas y que otros cargos populares ven como una razón de peso para que lidere el Partido Popular en la nueva etapa que se abrirá a partir de julio.

MOCHILA DE TRES MAYORÍAS ABSOLUTAS

   "El Partido Popular de Galicia ha convencido a muchos gallegos y tenemos una tercera mayoría absoluta; los gallegos nos conocen y saben que garantizamos respeto a las urnas y garantizamos cumplir nuestro programa electoral. Hay muchísimos militantes y dirigentes en el partido que tienen ese compromiso", manifestó Feijóo el pasado domingo coincidiendo con un acto de una cooperativa gallega.

   A esas tres mayorías absolutas apelan en privado varios cargos populares consultados, así como públicamente lo ha hecho este mismo martes el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, el único regidor del PP que actualmente gobierna en una capital de Galicia y que es delegado nato en el Congreso.

   "Feijóo es una persona que está perfectamente preparada. Ha demostrado tres mayorías absolutas, una gestión que lo ampara y una Comunidad que crece por encima del resto de Comunidades en España", declaró el que fuera su conselleiro de Educación en la primera etapa al frente de la Xunta hasta las pasadas municipales.

   Al margen de la solvencia que observan en un líder que ha conseguido retener la mayoría absoluta de una comunidad de forma inédita en España y que ha frenado a Ciudadanos en Galicia --el partido naranja que no ha logrado escaños en el Parlamento y ni representación gallega en el Congreso--; los cargos del PP gallego consultados por Europa Press no dudan de que Feijóo sería el candidato, si da finalmente el paso, que mejor podría "suscitar cohesión y consenso" el partido en el conjunto del Estado y el que "mejor" preparado se encuentra para dar la batalla en las urnas.

   "No va a ser lo mismo para el partido si Feijóo se presenta, que si no (lo hace)", afirma una fuente popular, que considera, al igual que los otros consultados, que el mandatario autonómico tiene ahora la "oportunidad" de dar el salto.

   Algunos de ellos no dudan en apelar a su condición de "animal político" y, todos los consultados, reconocen la "dificultad" de tomar esta decisión, tanto por la cuestión personal (ha sido padre hace un año), como porque también supondría abrir el debate sucesorio también en Galicia.

LA SITUACIÓN EN GALICIA

   De hecho, algunas voces del partido reconocen que la situación actual es más "cómoda" para los populares gallegos de la que se produciría si Feijóo da el salto a Madrid, puesto que obligaría a medio plazo a tomar decisiones en la Xunta y en el partido. Con todo, no lo ven un "problema", porque hay una "fuerte estabilidad interna".

   Eso sí, el triunfo de la moción de censura y el anuncio de su marcha por parte de Mariano Rajoy ha obligado a modificar el cronograma que el PP gallego tenía diseñado de aquí a las municipales, como el propio Feijóo y el secretario general, Miguel Tellado, reconocieron la semana pasada en sendas ruedas de prensa.

   Para dirigir la Xunta hasta las próximas elecciones --que se celebrarán en 2020 si se agota la legislatura, al igual que las generales (en 2016 estuvieron separadas apenas por tres meses)--, la opción que se entiende "más lógica" sería la del vicepresidente, Alfonso Rueda, pero habría que ver si asumiría este papel de forma temporal mientras se celebra el proceso interno en Galicia.

   De hecho, para el liderazgo del partido, también hay quinielas políticas, en las que figuran el propio Rueda; el conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, aunque hay quienes le ven en Madrid con Feijóo; el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy; e incluso el presidente del PP de Ourense, Manuel Baltar.