La FEMP emplaza a la ONG Provivienda a firmar un convenio para el acogimiento de refugiados

Publicado 12/07/2018 15:38:53CET

VIGO, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, ha emplazado a la ONG Provivienda a firmar con la federación un convenio para cooperar en el acogimiento de refugiados, como ya se hizo con Cruz Roja, Accem y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) tras la llegada de 629 migrantes en el buque 'Aquarius'.

En una rueda de prensa este jueves, el regidor ha destacado la "gran labor" que está realizando esta organización, que en Galicia, concretamente en Vigo, acoge a nueve personas que viajaron en el 'Aquarius'. Se trata de ocho varones de entre 18 y 34 años, de nacionalidad nigeriana, que han sido repartidos en dos viviendas.

Caballero ha destacado que esta O alquila viviendas para ofrecer garantías y seguridad tanto a los propietarios como a las personas acogidas; un marco en el que ha mantenido que dialogará con la entidad porque comprobó que "tiene gran experiencia de actuación" con refugiados. Así, ha asegurado que, junto al Gobierno, van a "cooperar muy activamente".

En este ámbito, también ha recordado que en unos días el Gobierno español revisará el estatus de las personas que viajaban en el 'Aquarius' para decidir en qué situación quedan. En caso de que pasen a ser acogidos, ha avanzado que Provivienda "seguirá tutelando su estancia" y la FEMP participará para "ver su integración social y su forma de acogimiento en la ciudad".

REFUGIADOS EN VIGO

Según comunicó a Europa Press a finales de junio la responsable territorial de Provivienda en Galicia, Ana Pardo, los 8 jóvenes acogidos en Vigo no tienen relación de parentesco entre ellos, si bien se conocían desde antes de huir de su país y mantienen "una buena relación" tras el viaje en barco.

Al llegar a Vigo recibieron ropa, calzado, enseres de higiene, alojamiento y una cuantía económica para sus gastos, pero también se les está proporcionando atención especializada, seguimiento médico, asesoramiento jurídico, y apoyo social y psicológico. "Intentamos trabajar para que se integren y que tengan opciones laborales y plena autonomía", remarcó.

Al igual que ocurre con el resto de refugiados, estos jóvenes cuentan con un permiso de residencia de 45 días, durante el que tienen que pedir asilo para poder entrar en el sistema de protección internacional durante entre 18 y 24 meses (dependiendo de si son personas de colectivos con mayor vulnerabilidad).

Contador