El fiscal mantiene la petición de 22 años de cárcel para un matrimonio por matar a una chica que iba a cobrar una deuda

Actualizado 05/07/2007 20:44:11 CET

Apunta que el acusado quería matar al compañero sentimental de la víctima, que acudió a reclamar el dinero de una tercera persona

PONTEVEDRA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El fiscal mantuvo hoy la petición de más de 22 años de cárcel para un matrimonio por matar a una joven cuando acudió con su compañero sentimental a cobrar una deuda en Tui (Pontevedra).

Después de tres días de juicio en la Audiencia pontevedresa para esclarecer la responsabilidad de la muerte de la joven de 27 años Verónica Villarroel Costas, el fiscal concluyó que la mató el acusado Salvador M.R., de un tiro en la cara.

El representante del Ministerio Público, Paulino González, sostuvo en sus conclusiones definitivas que este vecino de Tui ni cometió un homicidio imprudente como argumentó el abogado defensor, ni se encontraba en una situación de enajenación mental transitoria.

"Un extraño, alto, fuerte, de color, se presentó a una hora intempestiva en su casa a reclamarle el pago de una deuda y el acusado, en pleno uso de sus facultades mentales, cogió un arma y disparó varias veces contra él", argumentó el fiscal.

Ninguno de los impactos alcanzó al joven cubano Jorge S.M., que fue quien por encargo de una tercera persona acudió a reclamarle el dinero al acusado, pero uno de los impactos alcanzó en la cabeza a su compañera sentimental, que le esperaba en un coche junto al hijo de ambos, un niño de seis meses de edad.

NO ERRÓ EL TIRO

Así, el fiscal cree que el acusado a quien quería matar era a Jorge S.M., mientras que la acusación particular sostuvo que el acusado no erró el tiro.

"Es un cazador profesional y disparó a apenas tres metros de distancia, así que disparó intencionadamente contra la joven porque conducía un coche en el que trataba de introducirse Jorge S. y, de este modo, abortaba su huída", señaló el abogado, que calificó el suceso de asesinato.

El juicio quedó visto para sentencia, con una petición de condena de más de 15 años de prisión para el acusado. Para su esposa María Rita D.P., también procesada por disparar contra el compañero de la víctima, pidieron ocho años de cárcel por homicidio en grado de tentativa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies