El fiscal pide 48 años de prisión para una familia gitana implicada en una reyerta en la que murió una persona en Lugo

 

El fiscal pide 48 años de prisión para una familia gitana implicada en una reyerta en la que murió una persona en Lugo

Actualizado 05/07/2007 16:23:28 CET

El juicio comenzó con fuertes medidas de seguridad para evitar posibles enfrentamientos entre los dos clanes implicados

LUGO, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El fiscal solicitó hoy en sus conclusiones provisionales 48 años de prisión para los cuatro miembros de una familia gitana por su presunta implicación en una reyerta que tuvo lugar en el poblado gitano de 'O Carqueixo' en Lugo el 26 de junio de 2005, con el resultado de un muerto y varias personas heridas.

La vista oral se inició hoy en la Audiencia provincial en medio de unas importantes medidas de seguridad, con agentes de la Policía Nacional trasladados desde A Coruña, que se vieron en la necesidad de intervenir en el transcurso de un descanso cuando se mezclaron los dos clanes enfrentados y que en su día participaron en la turbamulta.

"Échenlos de ahí o se arma", profirió una testigo que se hallaba en el exterior de la sala, cuando observó que a su lado estaban los acusados y algunos de sus familiares. La policía llamó a la calma, separando a ambos bandos e invitó a entrar en la sala a uno de los grupos.

El principal inculpado, Luis Ramón M., a quien se considera autor del disparo que acabó con la vida de Salvador Cortinas, hermano del patriarca del poblado lugués, negó su implicación en los hechos, por los que el Ministerio Fiscal pide una pena de 14 años de prisión por homicidio.

Este acusado, que ha cumplido dos condenas por tráfico de drogas, declaró que no tenía "nada que ocultar" y aseguró que no se encontraba en el lugar de los hechos cuando se produjeron un numero considerable de disparos tras una reyerta entre los dos clanes que habitaban en este poblado y que se conocen como "los de arriba y los de abajo".

En su testimonio, culpabilizó a 'Castroverde', el patriarca del poblado, de su incriminación en los hechos y de haber instigado a la víctima en su contra.

PARTICIPACIÓN

Un hermano de éste, Jesús M., sí reconoció su participación en esta riña tumultuosa e incluso reconoció que disparó en una pierna a uno de los contendientes, por lo que se enfrenta a una petición de nueve años por homicidio en grado de tentativa, un año más por la riña y un año y diez meses por tenencia ilícita de armas.

En el banquillo también se sientan dos hijos de éste y sobrinos del principal encausado, Julio y Adolfo M.. El primero negó su participación en los hechos, argumentando que ese día se encontraba trabajando en La Rioja. El otro procesado, que no quiso responder las preguntas del fiscal, declaró que sí estaba en el poblado pero que no poseía ningún arma.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies