Fiscalía amplía a 31 años la petición de cárcel para el cabecilla de la Carioca

 

Fiscalía amplía a 31 años la petición de cárcel para el cabecilla de la Carioca

Actualizado 24/04/2014 16:10:07 CET

García Adán: "Tranquilo entré aquí y tranquilo salgo. Si tengo que ir a la cárcel voy a entrar con la misma cabeza alta con que vine aquí"

   LUGO, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Fiscalía amplía de 27 a 31 años la petición de pena de cárcel para el considerado cabecilla de la 'Operación Carioca', José Manuel García Adán, por los supuestos delitos de malos tratos y agresiones sexuales a su exmujer.

   Al filo de las 14,00 horas, el presidente de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Lugo dejó visto para sentencia el juicio que se ha celebrado esta semana contra el principal cabecilla de la 'Operación Carioca' por supuestos malos tratos y agresiones sexuales a su exmujer desde 2003 a 2008, periodo en que duró su convivencia.

   La Fscalía aumentó de 27 a 31 años la petición de condena; tres por violencia habitual, dos por malos tratos, dos por un delito continuado de amenazas, nueve por dos detenciones ilegales en el club Queens y quince por agresión sexual.

   Por su parte, la acusación particular incorporó otro delito por maltrato psicológico, mientras que la defensa mantuvo la libre absolución de su patrocinado.

   "Tranquilo entré aquí y tranquilo salgo. Si al final tengo que ir a la cárcel voy a entrar con la misma cabeza alta con que entré aquí para venir a este juicio", ha manifestado García Adán, que proclamó su inocencia cuando concluía la vista oral.

   García Adán declinó entrar en más detalles porque se trata de su "exmujer y la madre" de su hija "y no procede". "Si fuese otro caso nos podríamos extender un poco más, pero por respeto a la madre de mi hija no quiero decir nada más", ha sostenido. "Igual que entré por esta puerta y lo dije ante el tribunal, y si no me extiendo es por respeto porque, por mucho que esta señora tenga un problema conmigo y yo con ella, sigue siendo la madre de mi hija y, por eso, pido el máximo respeto", ha sentenciado.

   Durante la vista celebrada este jueves, que se inició pasadas las 10,15 horas en su tercera jornada, han prestado declaración varios testigos y dos forenses del Imelga por videoconferencia desde Santiago.

   El forense Ramón Arce advirtió "situaciones de ansiedad extrema" en la exmujer del procesado en las tres ocasiones en que fue examinada, incluso sugirió que los malos tratos pudieran ser el "detonante" de un consumo excesivo de alcohol y drogas por parte de la mujer. "Es perfectamente posible", señaló. También refirió que se había producido un "daño psicológico grave, con secuelas psicológicas muy graves.

   Otro de los testimonios fue el de una mujer que trabajó en casa de la pareja en 2004 durante ocho meses y que relató como en una ocasión vio sangrando "por la nariz" a la expareja de Adán, que es de nacionalidad colombiana, y que ese mismo día observó como el acusado la "cogió por el pelo". Por el contrario dijo que nunca había contemplado que la insultara o la llegara a amenazar con una pistola.

CONCLUSIONES

   Tras un paréntesis de media hora, a las 12,30 horas llegaron las conclusiones definitivas que expusieron las tres partes; Fiscalía, la acusación particular que ejercía un abogado de oficio que representa a la expareja del acusado, y la defensa de Adán.

   La Fiscalía, que amplió a 31 años la petición de cárcel, vinculó la adición de la presunta víctima a las drogas y al alcohol "al maltrato", además de recalcar que "no se atrevió a denunciar porque le tenía pánico (a Adán)". "Y me quedo corta", ha abundado. Ligó esto además a los "contactos" del propio procesado con la Policía y la Guardia Civil, a través de la 'Carioca'.

   La acusación particular enunció que fue durante el embarazo de la hija que tienen en común, en 2003, "cuando empiezan las agresiones", y así indicó que "cuanto más bebe Bibiana más le pegaba".

   "Las agresiones sexuales son brutales", describía el abogado de la mujer que obtuvo el divorcio de Adán en 2008. La defensa aludió, por su lado, a la declaración de la hija, en lo que denominó como la "prueba reina". "Ella dijo que nunca vio a su papá pegar a su madre", ha apostillado.

   A esto sumó que la mayoría de los testigos de la causa han negado haber visto ningún tipo de agresiones o amenazas, remitiéndose a lo que insinuaba la supuesta víctima. Además, minimizó la versión de la exmujer, desacreditando sus testimonios por "falta de verosimilitud" y por "intereses espúreos" para liberarse de la 'Operación Carioca' en la que está imputado Adán, cuyos negocios de alterne están en el origen del operativo contra la prostitución que lleva la jueza de Lugo Pilar de Lara Cifuentes.

DISCUSIONES

   El abogado Manuel Ortega insistió en que lo único que había quedado acreditado eran "las discusiones" que mantenía la pareja motivadas por los "celos", que atribuye a la mujer, y a los problemas que tenía ésta con su adición a las drogas y al alcohol.

   Varios de los imputados por la 'Carioca' se pasaron por el juzgado de Lugo, pero fueron liberados de prestar declaración. Entre otros pudo verse al cabo de la Guardia Civil Armando Lorenzo, acompañado desde Vegadeo por su hijo, además de otro agente benemérito que reside actualmente en Brasil y, al que se le comunicó que no era necesario que declarase por lo que expresó su sorpresa, y un policía local.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies