La Fiscalía pide apertura de juicio oral a siete miembros de los 'Miguelianos'

Publicado 18/02/2018 14:09:03CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Fiscalía Provincial de Pontevedra ha solicitado la apertura de juicio oral respecto a siete miembros de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, en la causa de los 'Miguelianos', entre ellos, el propio líder, Miguel Rosendo. No figura, en cambio, Marta Paz, hasta ahora considerada su "mano derecha".

   En concreto, la Fiscalía solicita la confirmación del auto de conclusión de sumario, así como para la apertura de juicio oral, además de para Miguel Rosendo, líder y fundador de la orden, para Ivana Lima, superiora de las consagradas; Iria Quiñones, consagrada; Esteban R. M., padre general de los consagrados y persona de confianza del líder; José Carlos A.M.; Belén E.F., vocal de la junta directiva; y Dolores E.L., fiscal de la orden.

   A través de un comunicado de prensa, miembros de la extinta Orden en referencia al escrito del Fiscal, destacan que la solicitud de apertura de juicio oral "no se hace extensiva" a otros integrantes de la congregación como Marta Paz. En el momento en el que se produjo el cierre del sumario, el Juzgado de Instrucción 1 de Tui dirigía la causa contra 17 personas.

   La Orden llegó a tener unos 400 seguidores en su momento álgido y tenía su centro de operaciones en un chalet en Santa María de Oia (Pontevedra). En la primavera de 2014 sus integrantes fueron expulsados por las autoridades eclesiásticas y un grupo reducido se trasladó a dos sedes en Madrid.

   Miguel Rosendo y Marta Paz fueron detenidos el 11 de diciembre de 2014 en Madrid, tras lo que él fue enviado a prisión y ella quedó investigada con obligación de comparecencias semanales. Días después, el obispo de Tui-Vigo, Luis Quinteiro Fiuza, firmó el decreto de supresión de la Orden y Mandato.

   Los consagrados han negado todos los delitos que se investigan. En una rueda de prensa ofrecida este viernes, varios de los consagrados que pertenecieron a la Orden, entre ellos mujeres investigadas en la causa de los 'Miguelianos' negaron los abusos sexuales y haber sido "vejadas, humilladas ni manipuladas" por el líder. Han defendido que el líder "es inocente, las consagradas no eran pseudo-monjas y la Orden no era una secta destructiva y satánica".

   El líder de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, Miguel Rosendo, había sido procesado por el Juzgado de Tui por un delito de asociación ilícita, 24 delitos continuados contra la integridad moral, uno de agresión sexual, 25 de abusos sexuales, uno continuado contra la Hacienda Pública y uno continuado de blanqueo de capitales.