La Fiscalía del TSXG pide "extremar" la vigilancia policial ante la difusión de peleas grabadas con imágenes de menores

Actualizado 30/11/2007 19:19:03 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Menores de A Coruña exige "extremar" la vigilancia y el control policial de los contenidos en internet que puedan vulnerar el derecho a la intimidad de los menores y dañar su imagen, con el fin de proceder a su "inmediata eliminación", ante los recientes casos de peleas de menores que fueron grabadas en móvil y difundidas.

Así lo recoge un informe elaborado por la Fiscalía del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) y elaborado por el fiscal coordinador de menores de A Coruña, Carlos Mariscal de Gante Castillo, a raíz de los recientes agresiones grabadas por teléfono móvil, y posteriormente difundidas, en los que estuvieron implicados menores de edad.

Concretamente, Galicia registró tres casos, el primero de ellos ocurrió en Boiro (A Coruña) --en el que un menor grabó una pelea, que se distribuyó a través de teléfono móvil entre los compañeros de colegio de los menores implicados en la agresión--, un segundo caso en Nigrán (Pontevedra) --en el que un escolar grabó una agresión, aunque en este caso el teléfono fue requisado por un profesor--. Por último en la también pontevedresa localidad Tomiño un menor grabó una pelea, pero sus propios padres le llamaron la atención y antes de ser identificado por la justicia él mismo había retirado las imágenes del portal Youtoube, donde las había colgado.

Además, este documento fue confeccionado en respuesta a una petición del Valedor do Pobo, quien se interesó por la legislación y jurisprudencia sobre el tema, y recoge una serie de conclusiones y consejos sobre cómo deben actuar los medios de comunicación en casos similares con el fin de "preservar" la intimidad de los menores de edad.

De este modo, la Fiscalía de Menores subraya que el tratamiento informativo del menor deberá "inspirarse en el principio general de protección de los derechos de los menores y de la propia imagen", teniendo en cuenta que "el interés del menor debe primar sobre cualquier otro interés legítimo".

En el caso de que los hechos en los que se vean inmersos los menores sean de interés público, la Fiscalía admite que "estará justificada la difusión de la noticia, pero con la adopción de las "cautelas necesarias", con el fin de evitar que el menor "se vea perjudicado". Para ello, no se podrá incluir ni su nombre ni su imagen y, en el caso de que ésta deba aparecer, es necesario que se distorsione hasta el punto que el niño "no sea reconocido", al tiempo que no se deberá aportar ningún dato que pueda relacionar al protegido con la noticia.

OTROS ASPECTOS.

Entre otros aspectos, la Fiscalía de Menores recomienda escuchar las versiones de los progenitores del menor, y aconseja que, aún contando con la autorización de éstos para difundir la imagen de un adolescente o niño (de menos de 18 años), "no se distribuya la imagen si puede considerarse contraria a sus intereses".

No obstante, si la difusión es casual o accesoria a la noticia (como eventos deportivos o un concierto), y la noticia no tiene connotaciones negativas que puedan afectar al menor, la emisión de la imagen no contraerá problemas.

Al respecto de la distribución de una imagen a través de internet, como en los recientes casos --tanto a nivel gallego como estatal--, la Fiscalía de Menores recuerda que la responsabilidad no sólo recae en el autor y el titular de la página, sino también en los prestadores de los servicios si no retiran en un plazo inmediato los contenidos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies