La flexibilización del nuevo plan estatal de vivienda refuerza la rehabilitación rural

Ethel Vázquez, en la conferencia sectorial de vivienda
XUNTA
Publicado 15/12/2016 17:45:03CET

El Gobierno central dará hasta 400 euros al mes a bancos que alquilen pisos a desahuciados y contempla un fondo social y ayudas al alquiler

SANTIAGO / MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

La conselleira de Infraestruturas e Vivenda, Ethel Vázquez, ha asegurado que la flexibilidad anunciada para el futuro plan estatal de vivienda "permitirá una mayor respuesta a las necesidades de Galicia" y "reforzar el impulso a la rehabilitación en el rural".

Así lo señala el departamento en un comunicado emitido tras la participación de Ethel Vázquez en la conferencia sectorial de vivienda, a la que acudió acompañada por el director del Instituto Galego de Vivenda e Solo, Heriberto García.

Vázquez ha celebrado que el plan 2013-2016 se prorrogue por un año y que los fondos para 2017 sean "iguales que para el ejercicio anterior", lo que posibilitará, según apunta la consellería, "seguir desarrollando las diferentes líneas de trabajo recogidas en el mismo".

Además, la conselleira ha indicado que el parque gallego de vivienda supera los valores medios estatales de carencias vinculadas al estado de conservación. El más afectado, según ha dicho, es el que se encuentra en núcleos de menos de 50.000 habitantes, que concentran más del 64% de la población.

En este sentido, ha señalado que igual que Galicia es singular, el resto de autonomías también tienen sus propias peculiaridades, por lo que "sería fundamental que el plan de vivienda se aplique en cada comunidad con sus programas propios, mejorando y racionalizando el esfuerzo realizado por cada administración y logrando mayor eficacia".

Así, la propuesta de la Xunta es que el plan, además de ser un instrumento de financiación, "incluya criterios que guíen las actuaciones dentro de las competencias estatales de coordinación de la política económica", según resalta Vivenda.

Al respecto, ha subrayado que hay un criterio unánime por el que las actuaciones públicas en materia de vivienda "deben estar orientadas a ayudas al alquiler fomentando la puesta en el mercado de las viviendas vacías tanto de entidades financieras como de particulares, y la potenciación de la rehabilitación y recuperación del patrimonio construido, incluyendo la mejora de la eficiencia energética de los inmuebles".

Galicia, según ha expuesto la titular del departamento, además de las actuaciones impulsadas con fondos estatales en base a los planes cuatrianuales, dispone de sus propios programas.

A mayores, ha llamado a reflexionar sobre la vivienda protegida de promoción privada y sobre la conveniencia de mantener las ayudas a la misma si se conserva la reserva de suelo obligatoria para inmuebles protegidos. A su juicio, "debería permitirse que cada comunidad regule la definición, características y régimen de estas viviendas así como las reservas de suelo para evitar que se supere la demanda real".

Por último, ha aplaudido el programa de lucha contra desahucios que incluye el nuevo plan de vivienda, y ha valorado que sus ayudas serán "complementarias" a las de las comunidades.

NUEVO PLAN

Y es que el nuevo Plan Vivienda 2018-2021 incluirá una nueva línea de ayudas al alquiler específica para afectados por desahucios y los colectivos sociales más vulnerables, según ha anunciado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

La nueva ayuda contempla, por un lado, la constitución de un fondo social de viviendas a partir de pisos vacíos que aporten bancos y propietarios particulares y, por otro, una ayuda pública de entre 150 y 400 euros al mes para que los beneficiarios de estos pisos paguen su alquiler.

Además, se garantizará a los propietarios de estas viviendas el cobro del alquiler, dado que será la Administración la que abonará directamente dicha ayuda a bancos y particulares. El Ministerio de Fomento aportará el 80% del importe y la comunidad autónoma correspondiente, el 20% restante.

Este programa de alquiler de vivienda para colectivos vulnerables constituye así la principal novedad del futuro Plan Vivienda que entrará en vigor en enero de 2018. Para el ejercicio 2017, el Gobierno ha prorrogado el plan 2013-2016 que concluye ahora en diciembre.

De la Serna pretende consensuar el nuevo plan con comunidades autónomas, partidos políticos, bancos, promotores, colectivos sociales y todos los agentes implicados en el sector.

Por ello, llamará a todos ellos a plantear sus propuestas durante el próximo mes de enero, con el fin de contar con un primer borrador del plan en febrero y comenzar a tramitarlo en primavera.

LA AYUDA AL ALQUILER, ANUAL Y NO MENSUAL

El nuevo plan mantendrá las ayudas al alquiler tradicionales, según indicó el ministro tras iniciar este jueves la ronda de contactos con una conferencia sectorial con las comunidades autónomas, la Administración que tiene las competencias en la materia.

No obstante, esta ayuda se modificará, de forma que los gobiernos regionales tendrán más capacidad para fijar la modalidad de la convocatoria en cada territorio.

Además, esta ayuda ya no se pagará a los beneficiarios mensualmente, como hasta ahora, sino que su abono podrá tener otra periodicidad, pudiendo ser incluso un pago anual.

MÁS AYUDAS PARA REHABILITAR VIVIENDAS

En cuanto a las ayudas a la rehabilitación de vivienda, el nuevo plan también las modificará y ampliará. Así, se contempla que beneficien a pisos de una menor antigüedad respecto a la fijada el plan anterior (las viviendas construidas antes 1981).

En este sentido, y a modo de ejemplo, indicó que las ayudas a la rehabilitación llegarían a cinco millones de viviendas respecto a la actualidad en caso de que pudieran solicitarlas todas las construidas antes de 1996.

De igual forma, se abrirán a que puedan se solicitadas por pisos y viviendas unifamiliares y no solo comunidades de vecinos. En el caso de que sean para todo el edificio, se contemplarán ayudas específicas para algún piso concreto en caso de que necesite medidas de accesibilidad.

Además, en esta misma línea, el plan elevará la ayuda para adaptar viviendas para personas de movilidad reducida o mayores de 65 años de edad, de forma que subvencionarán 75% del coste total de la obra, frente al 50% actual.

De la Serna también manifestó la voluntad a facilitar la financiación para rehabilitar viviendas mediante acuerdos con los bancos y cambios normativos.

El ministro avanzó asimismo que el futuro Plan Vivienda reforzará todo lo relacionado con la eficiencia energética de las viviendas, con un programa específico, y dará más plazos a los planes de regeneración urbana promovidos al amparo del actual plan, pero que por distintos motivos acumulan demoras en su ejecución. Además, abrió la puerta a que el futuro plan de vivienda tenga una vigencia superior al tradicional trienio.

Para De la Serna, con estos cambios, el nuevo plan "reforzará" las líneas de actuación del actual, "pero adaptándolos a la realidad socioeconómica actual y eliminando rigideces y problemas detectadas en su aplicación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies