Fomento refuerza las medidas de seguridad en la A-8 tras la colisión múltiple

Actualizado 28/07/2014 18:41:38 CET

Balizas de niebla, señales de alta reflectancia, paneles de mensajes y estaciones meteorológicas adicionales se suman a las medidas existentes

   LUGO, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio de Fomento ha informado este lunes de que "está reforzando las medidas de seguridad" en la Autovía del Cantábrico, A-8, entre Mondoñedo y Careira (A Xesta) en la provincia de Lugo, "dadas las condiciones adversas, especialmente niebla y viento" que afectan a estos tramos, y después del accidente múltiple del pasado sábado en el que hubo una fallecida y decenas de heridos.

   En un comunicado, Fomento destaca que se "implementará nuevas medidas especiales adicionales a las ya existentes desde su puesta en servicio", en coordinación con la Dirección General de Tráfico y la Guardia Civil de Tráfico.

   En concreto se instalarán balizas de niebla --"iguales a las que dispuso la DGT en la A-6 en el alto de Pedrafita", apunta Fomento--, colocadas en el pavimento y accionadas desde el Centro de Gestión de Tráfico del Noroeste.

   Además, se colocarán carteles y señales de refuerzo de la señalización de alta reflectancia, de limitación de la velocidad a 80 kilómetros por hora en situación de niebla, con prohibición de adelantamiento de vehículos pesados y obligatoriedad de alumbrado en los vehículos en caso de niebla --algo que ya es exigible según el Reglamento General de Circulación, recuerda el Ministerio--.

   Asimismo, se pondrán paneles de mensaje variable en los enlaces de A Xesta y Mondoñedo para informar al usuario de la autovía acerca de las condiciones meteorológicas, restricciones de tráfico, incidencias y desvíos en su caso. Junto a esto, habrá visibilímetros y estaciones meteorológicas adicionales en el tramo.

MEDIDAS

   El Ministerio de Fomento remarca que los tramos Mondoñedo-Lindín y Lindín-Careira "ya contaban desde su puesta en servicio con una serie de medidas especiales específicas para la seguridad vial en casos de fenómenos meteorológicos adversos, que no se habían dispuesto hasta ahora en los de la Red de Carreteras del Estado".

   Así, subraya que se dispusieron tres kilómetros de lámparas tipo LED en ambas calzadas de la A-8 y en los dos carriles de circulación, así como dos paneles de señalización variable en las zonas de peor visibilidad.

   "Todo ello se complementó con la instalación de una estación meteorológica con visibilímetro y una cámara de televisión que ayuda a la DGT a decidir sobre la señalización variable en función de las condiciones atmosféricas de la zona", explica Fomento, de tal modo que "este dispositivo especial está conectado por fibra óptica al Centro de Gestión de Tráfico del Noroeste de A Coruña".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies