Galicia, Asturias y Castilla y León piden una financiación autonómica que prime la "igualdad esencial" de los españoles

Los presidentes Alberto Núñez Feijóo, Javier Fernández y Juan Vicente Herrera
EUROPA PRESS
Publicado 04/12/2017 16:20:35CET

Celebran la capacidad del diálogo frente a la "política de trincheras"

OVIEDO / SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes de Asturias, Galicia y Castilla y León, Javier Fernández, Alberto Núñez Feijó y Juan Vicente Herrera, han reclamado este lunes en Oviedo una financiación autonómica para el conjunto de las comunidades que prime la "igualdad esencial" de todos los españoles.

Así lo han defendido en el marco del primer encuentro de los gobiernos de Galicia, Asturias y Castilla y León en el que han acordado una declaración institucional contra el desafío demográfico, a favor de un nuevo modelo de financiación autonómica y a favor de la cooperación entre comunidades para luchar contra los incendios forestales.

En la rueda de prensa posterior a la firma del acuerdo, el presidente asturiano ha pedido "no perder la perspectiva", fijando el debate en cuestiones de cada comunidad autónoma. "Por ejemplo, se acostumbra a decir que a Cataluña y Madrid les viene bien el criterio de ordinalidad. O se pone el foco en que a otras, como Andalucía, les interesa dar más peso al número de habitantes", ha señalado.

En lugar de fijarse en estos aspectos, ha resumido en una pregunta la problemática de la financiación. "Al final, la pregunta es sencilla: ¿todos los ciudadanos de un mismo Estado deben tener acceso un nivel equivalente de servicios públicos, residan donde residan?", se ha preguntado.

Si la respuesta es afirmativa, ha dicho, "estaremos en un Estado donde la lealtad, la equidad y la solidaridad están garantizadas". Por el contrario "entonces vamos hacia otro Estado distinto, en el cual el nacimiento en una u otra comunidad determinará de forma decisiva los recursos sanitarios, educativos y asistenciales que va a recibir cada ciudadano". "Yo no quiero esa España", ha aseverado.

El presidente de la Xunta de Galicia ha afirmado que en materia de financiación autonómica "no caben condiciones unilaterales" ni negociaciones "bilaterales" de problemas que afectan "a todos". Tampoco comparte "los intentos de sembrar confusión mezclando financiación con identidad para los constantes incumplimientos".

Así, ha considerado que "no es admisible" que los que más se separan del objetivo de estabilidad "sean los que tengan mayor beneficio". En opinión de Feijóo, "es imprescindible" que todas las autonomías "tengan voz" en la negociación de la financiación.

"No es una cuestión solo de números ni porcentajes, es la garantía de que todos los ciudadanos sigan siendo ciudadanos españoles", ha apostillado. Por ello considera necesario negociar de acuerdo con los valores democráticos de igualdad, diálogo, equidad y transparencia.

Sobre este mismo asunto el dirigente de Castilla y León ha manifestado que en materia de financiación "no ha lugar a ocurrencias e improvisaciones, a propuestas que se inscriban en los marcos comprensibles de un proceso electoral que determine plantear apresuradamente y fuera de los foros oportunos iniciativas".

El nuevo modelo debe partir, a su juicio, de la evaluación del actual y debe hacer "iguales" a los españoles "en cualquier lugar" para disponer de los servicios necesarios. "Eso exige saber el coste real de los servicios, ya que no se trata de repartir recursos entre comunidades, sino entre los españoles".

En este punto ha reclamado que se precise el coste real de los servicios, y que se tenga en cuenta la "ruralidad" de los territorios asturiano, gallego y castellano-leonés. Esta condición hace que los servicios en estas tres autonomías tengan un coste "más elevado".

CELEBRAN PODER SENTARSE A DIALOGAR FRENTE A LA "POLÍTICA DE TRINCHERAS"

Los tres presidentes han celebrado poder sentarse a dialogar sobre los asuntos que afectan a sus respectivas comunidades, frente a la "política de trincheras" protagonizada por otros partidos. Así, Feijóo ha señalado que la reunión de este lunes pudo haberse visto como "un sacrilegio para los profetas de la política del enfrentamiento constante", refiriéndose al discurso pronunciado por Javier Fernández en la entrega de la Amuravela de Oro en Cudillero, en el que se refirió a la firmeza y la moderación.

Feijóo ha explicado que, si bien esta política de trinchera "estuvo de moda un tiempo", ahora está empezando a perder "muchos adeptos" en virtud de la defensa de una política "útil y de diálogo".

Así ha explicado que lo que une a los tres territorios es "un rasgo fundamental", cristalizado en la "voluntad firme de buscar puntos en común q beneficien a los asturianos, castellano-leoneses y gallegos. La de este lunes es "una declaración de concordia" y la continuación "lógica" de la colaboración que vienen manteniendo "desde hace años".

INCENDIOS Y RETO DEMOGRÁFICO

Otro de los puntos principales de la declaración institucional ha sido el referido a los incendios forestales que afectan a las tres autonomías. Los tres dirigentes han coincidido en la necesidad de impulsar la colaboración necesaria para hacer frente al "desafío" que supone la evolución de los incendios forestales, revisando los protocolos de cooperación vigentes y potenciando la colaboración en la lucha contra los incendios. Reclaman además que se profundice en los instrumentos destinados a la investigación de los incendios para "erradicar la impunidad" con la que actúan los incendiarios.

"Prender en el monte no puede salir barato, y no podemos compadrear con los incendiarios", ha señalado Feijóo. Juan Vicente Herrera, ante el "gravísimo problema" presente en las tres autonomías, ha recordado que un porcentaje "muy elevado" de estos fuegos se producen por la "mano deliberada del hombre". Fernández ha abogado por redoblar los esfuerzos para "salvaguardar y prevenir" el potencial forestal.

En lo referido a la demografía, han reclamado que se ponga en marcha la 'Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico', adoptada en la última reunión de la Conferencia de Presidentes. Esta deberá contemplar compromisos presupuestarios del Gobierno de España y tener en cuenta el coste real y efectivo de la prestación de servicios, ya que no hay los mismos costes en una comunidad envejecida que en una que no lo está.