Galicia presenta un saldo comercial positivo de casi 700 millones, frente al dato negativo del conjunto del territorio

Actualizado 06/12/2009 15:03:09 CET

Facenda admite "una fuerte caída" de las exportaciones y de las importaciones, que atribuye a la disminución de demanda y producción

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad gallega presenta en los primeros nueve meses de 2009 un saldo comercial positivo de 698,5 millones de euros, frente al dato negativo registrado en el conjunto del territorio estatal, que se situó en -37,3 millones.

Así lo destacó hoy la Consellería de Facenda en un comunicado, en el que también resalta que la tasa de cobertura en Galicia del periodo que va de enero a septiembre es del 107,5 por ciento, "muy por encima de la media española --75,6 por ciento--", según el Instituto Galego de Estadística (IGE).

Con todo, el departamento que dirige Marta Fernández Currás admitió que la situación económica general produjo "una fuerte caída" de las exportaciones y de las importaciones, hecho que atribuyó a la menor demanda por parte de los compradores y a la disminución de la producción.

Desde enero hasta el pasado mes de septiembre, las exportaciones gallegas de mercancías alcanzaron los 9.954,3 millones de euros, cifra que supone un descenso del 17,9 por ciento respecto al mismo periodo de 2008. Por su parte, las importaciones presentan una caída interanual del 22,7 por ciento, lo que las sitúa en 9.255,8 millones.

MES DE SEPTIEMBRE

En lo que se refiere a la evolución mensual, Facenda apuntó que las ventas gallegas en el exterior obtuvieron un total de 1.287,9 millones en septiembre, un 37,2 por ciento menos que en el mismo mes del año pasado.

Por su parte, las compras decrecieron en un 16 por ciento --1.261,1 millones--, lo que implica que la balanza comercial presentó un superávit de 26,9 millones de euros y la tasa de cobertura mensual alcanzó el 102,1 por ciento, destacó el departamento.

Por productos, los más afectados por la caída de las exportaciones fueron los tractores (-23,7 por ciento), la fundición, el hierro y el acero (-62), los combustibles y aceites minerales (-38,7), los aparatos y el material eléctrico (-29,6), el aluminio y sus manufacturas (-38,5) y la madera y sus manufacturas (-23,7).

En cuanto a las importaciones, los productos que sufrieron un decrecimiento mayor fueron los combustibles y los aceites minerales (-36,5 por ciento), la fundición, el hierro y el acero (-54,7), los tractores (-14,6), los pescados, crustáceos y moluscos (-26,8), el aluminio y sus manufacturas (-52,1), las máquinas y aparatos mecánicos (-30) y la madera y sus manufacturas (-47).

PÉRDIDA DE COMPETITIVIDAD

En esta línea, la consellería llamó la atención sobre la pérdida de competitividad de la economía gallega desde 1998 --excepto los años 2005 y 2006--, lo que significa que los precios de exportación crecieron más que los de los de los principales países con los que comercia Galicia.

El IGE trabaja en la elaboración de nuevos índices de competitividad exterior que, según la metodología del Banco Central Europeo y del Banco de España, reflejen con exactitud la estructura por países del comercio exterior gallego de manufacturas y los efectos de terceros mercados, concluyó Facenda.