Gallegos residentes en EE.UU. temen los efectos de la victoria de Trump

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Gallegos residentes en EE.UU. temen los efectos de la victoria de Trump

El presidente de la Casa de Galicia en Nueva York, Marcos Roel, después de votar
EUROPA PRESS
Publicado 09/11/2016 20:29:34CET

   Marcos Roel, presidente de la Casa Galicia de Nueva York: "Trump es el epítome de todo lo que está mal en este país"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Temor e incertidumbre son dos de las sensaciones más compartidas por gallegos residentes en Estados Unidos (EE.UU.) ante la victoria electoral de Donald Trump. Algunos reconocen "sorpresa" por los resultados, otros no tanto, pero hay unanimidad a la hora de preguntarse "qué va a pasar" con la economía, el avance en las políticas sociales y en cuestiones como la inmigración.

    "Yo diría que lo que más preocupa a los emigrantes gallegos es la economía y cuestiones sociales. Queremos asegurarnos de que la economía es fuerte, que está creciendo (...) y también que, con lo que trabajamos y cuando pagamos nuestros impuestos, nuestra salud, nuestro seguro y nuestra jubilación están en buenas manos y estarán ahí cuando más los necesitamos", resume el presidente de la Casa de Galicia de Nueva York, Marcos Roel.

   Miembro de la Comisión Delegada del Consello de Comunidades Galegas, Roel es hijo de emigrantes de Tomiño (Pontevedra) y Cambre (A Coruña) y tiene una empresa dedicada al turismo enfocada hacia España, Portugal y Marruecos. Nació en Nueva York, pero reivindica su galleguidad. Consideraba estas elecciones claves y fue a votar a las 6,15 horas del martes, para después seguir "pegado a la televisión" los recuentos.

   "Fue una noche llena de ansiedad y presión", ha trasladado a Europa Press, al tiempo que reconoce que, aunque sea "difícil de decir", se despertó "sintiendo repugnancia" hacia su país y sus conciudadanos.

   A él personalmente no le sorprendieron, en sentido estricto, los resultados, porque sabía que serían unas elecciones "peleadas", aunque es consciente de que también hay quien no acaba de "creerse" lo ocurrido. En todo caso, augura que una Presidencia de Trump devolverá a EE.UU. "a una época de hace medio siglo, cuando dirigían este país hombres blancos que no respetaban a las mujeres, las minorías, los homosexuales o cualquier cosa o persona que no fueran ellos".

"HAY GENTE QUE SE CONSIDERA INFERIOR"

   El periodista Luis Bello, natural de Noia (A Coruña), vive en Atlanta desde el año 2000 y ya ha votado también en varias elecciones americanas. Tiene una productora --ADC Media Productions-- y es el primer gallego que ha ganado un premio Emmy gracias a la serie 'Más motor', creada para Univisión.

   En una conversación con Europa Press, Bello ha manifestado que la percepción general de su entorno es de "no acabárselo de creer". Después de una campaña en la que Trump se ha caracterizado como un candidato que, entre otras cuestiones, desprecia "a las mujeres y a las minorías", constata que "hay temor y preocupación" por lo que pueda ocurrir.

   En cuanto a las causas, apunta que hay segmentos de la población que se consideran "inferiores" y añade que "a muchos americanos les cuesta ver a una mujer como presidenta".

   Además, ha esgrimido que en Estados como Florida, por ejemplo, "los cubanos no estaban contentos con las relaciones establecidas con Cuba" por parte del Gobierno de Barack Obama. Ante lo que pueda ocurrir ahora, "preocupación e incertidumbre".

"IRRESPIRABLE DEMAGOGIA"

   También licenciado en Periodismo, Pablo García Martínez (Arzúa, 1985) es un doctorando en The City University of New York (CUNY) y secretario del Centro Xoán González-Millán de Estudos Galegos de la CUNY. Residente en EE.UU., ahora vive en Upper West Side, en Manhattan, tras pasar por los barrios de Queens y Brooklyn.

   Según ha trasladado a Europa Press, su relación con la actualidad política del país ha sido "históricamente laxa", pero reconoce que en esta campaña ha estado "más informado" que, por ejemplo, en las elecciones presidenciales de 2012. Ya durante las primarias del Partido Demócrata apoyó a Bernie Sanders y participó en algún acto de campaña.

   También vio los dos primeros debates, aunque ha señalado que, tras el segundo, y ante la "irrespirable demagogia" del candidato republicano, desistió de ver el último. "Mi atención fue menor en las últimas dos semanas, siempre dando por sentado que no había ningún riesgo de que Trump pudiese ganar realmente las elecciones", ha explicado.

   García Martínez siguió el recuento en directo, junto a su pareja, también gallega y estudiante de doctorado, y ha admitido que su sorpresa fue mayúscula, "aunque la tendencia con resultados como el 'Brexit' podía llevar a pensar que esta situación era factible". "El 'Brexit' o las elecciones de este martes son sintomáticos de un rechazo masivo del sistema de democracia liberal orgánica al liberalismo económico", ha indicado.

   Convencido de que sería "difícil" encontrar un candidato que favorezca "más" el discurso antisistema en su oponente que Hillary Clinton, Pablo García explica que durante las primeras horas, en la universidad, su sensación de "tremenda tristeza" es "compartida por muchos otros estudiantes".

   "Ahora bien, sería un error pensar que es generalizado, pues la mitad de aquella parte del país con derecho a votar eligió al candidato del Partido Republicano", ha reflexionado, para concluir que trabajar "en un lugar tan diverso étnicamente como la universidad pública" quizás le sitúe "lejos de los ambientes que tiene algo que celebrar".

TRISTEZA E INCERTIDUMBRE

   Por su parte, la impresión de Úrsula Martínez, una pontevedresa que, desde hace cinco meses, vive y trabaja en Tampa (Florida) como investigadora en un hospital, es que hay "tristeza" e incertidumbre ante la victoria de Trump. "Incluso he oído por ahí: estoy avergonzado de mi país", ha ejemplificado.

   Reconoce su extrañeza como española, pero también explica que, "desde que vive" en EE.UU. entiende "un poco mejor" las razones que pudieron mover a muchos americanos a votar a Trump. Apunta a cuestiones como el pago de impuestos para la sanidad y su acceso por parte de los inmigrantes, además de constatar "el gran odio que hay" hacia Hillary Clinton.

   Úrsula nunca creyó que Trump pudiese ganar, pero ha rememorado que el fin de semana, mientras iba por la calle, "no paraba de ver carteles en los jardines de apoyo al candidato republicano y en contra de Clinton.

   Quizás por ello, en el ámbito personal, no se sorprendió "tanto" cuando vio la victoria del republicano, aunque ello no haga menor la "pena e incertidumbre" sobre el futuro del país.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies