Gallegos residentes en el Reino Unido, expectantes ante las consecuencias del 'Brexit'

 

Gallegos residentes en el Reino Unido, expectantes ante las consecuencias del 'Brexit'

Actualizado 24/06/2016 19:59:35 CET

   "Hubo una campaña centrada en el miedo al inmigrante", cree Beatriz Mariño, de Porto do Son, mientras la ourensana Dolores Pérez augura "una salida 'light'"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Expectación e incertidumbre. Así viven buena parte de los gallegos que residen en el Reino Unido la noticia del 'Brexit' tras el resultado del referendo favorable a salir de la Unión Europea (UE). Aunque temen las consecuencias que puede tener para sus vidas diarias, también son conscientes de que hasta dentro de dos años no tendrá "efectos prácticos".

   Aunque hay una percepción compartida, en múltiples mensajes difundidos a través de redes sociales como 'Facebook' y 'Twitter', de que los emigrantes gallegos que viven en el Reino Unido perciben el de hoy como "un día triste", algunos integrantes de este colectivo consultados por Europa Press insisten en que la sensación es distinta en función de la situación vital de cada uno.

   Así lo subraya, por ejemplo, Beatriz Mariño, natural de Porto do Son (A Coruña). Trabaja en el departamento internacional de una agencia de publicidad, lleva más de ocho años viviendo en Londres y está casada con un británico --remarca-- "a favor del 'remain'". Incide en que los miedos son distintos para quienes, como ella, llevan más de cinco años en el Reino Unido, y quienes viven en el país desde hace menos tiempo.

   En el primer caso, no hay un temor a ser expulsados. "Podemos aplicar visas de residencia, en mi caso también de matrimonio", ha explicado a Europa Press, antes de señalar que las preocupaciones se focalizan en cuestiones como "los impuestos y las repercusiones políticas y sociales".

   "¿Perderemos derechos?", se pregunta Beatriz Mariño, quien explica que, en su caso particular, vendió su piso para poder comprarse una casa y renovarla, por lo que pone el acento en el miedo a la subida del tipo de interés. También augura que las clases menos privilegiadas "se verán afectadas" y que "habrá inflación", pero sobre todo teme "un giro hacia la derecha".

   En cuanto a quienes llevan menos de cinco años en el país, apunta que hay "miedo a tener que irse o a que nadie les patrocine, ya que el coste de las visas es elevado". Sobre los ingleses, asegura que "entienden" las ventajas de pertenecer a la UE, pero también constata que el Reino Unido ha vivido "una campaña muy propagandística" centrada "en el miedo al inmigrante" y ligada a la situación de los refugiados.

"EN UNOS DÍAS PASARÁ EL PÁNICO"

   Mariño constata "una división clara" en el país y subraya que "desde el principio" las encuestas daban la victoria al 'leave', aunque hubo un giro tras el asesinato de la diputada laborista Jo Cox. Ella, particularmente, confiesa que no se esperaba el resultado final.

   Como trabajadora de una empresa francesa (con miles de empleados) y de un departamento en el que la mayoría son europeos, reconoce que se siente "decepcionada". "Siempre he creído que el Reino Unido era un país avanzado, muy integrado culturalmente", ha incidido.

"LOS INGLESES NO TIENEN INQUIETUD"

   Mientras el "desconcierto" e incluso la "indignación" marcan parte de las reacciones de gallegos en el exterior, los ingleses lo viven de otro modo. Así lo percibe Dolores Pérez Fraiz, una ourensana de O Carballiño ligada a Podemos desde sus orígenes, quien subraya que los ingleses "no sienten ningún tipo de preocupación o inquietud" por el 'Brexit' y que la campaña estuvo, básicamente, en los medios.

   "Pero aquí, salvo los emigrantes, nadie habla de política; es una situación parecida a lo que ocurría en España antes de 2008", ha explicado a Europa Press. A su juicio, en Reino Unido preocupan fundamentalmente los asuntos "ligados con las nacionalidades que integran" el país.

   La percepción de esta ourensana la avala su recorrido por el Reino Unido, a dónde llegó en noviembre de 2014. Recaló en Luton, una ciudad en la que la mayor parte de la población son inmigrantes. Desde febrero de 2015 vive en Stockport, en la periferia de Manchester, con población mayoritariamente inglesas.

   A modo de contraposición, subraya que, cuando llegó a Stockport, cinco meses después del referendo por la independencia de Escocia, aún quedaban banderas en las ventanas de las casas y en los coches. "La bandera era la inglesa, no la de la de Reino Unido, la original inglesa conocida como Cruz de San Jorge (cruz roja sobre fondo blanco)", ejemplifica.

"SERÁ UNA SALIDA 'LIGHT'"

   En cuanto a la percepción de los extranjeros, Dolores Pérez también prefiere relativizar las consecuencias del 'Brexit'. "Es cierto que hay incertidumbre, pero yo personalmente no estoy nada preocupada. No va a ocurrir el apocalipsis", ha pronosticado.

   De hecho, tras recordar que "el Reino Unido también está en la UE a su manera", ha augurado que "la salida será 'light'". "No creo que las empresas extranjeras que están instaladas aquí lleguen a irse", ha subrayado.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies