García Díez (PP) califica de "fraude" las promesas de Blanco en Lugo pese a que "tuvo en su mano" cumplirlas

Actualizado 03/02/2008 12:16:10 CET

Reconoce que "es difícil" conseguir tres diputados en la provincia aunque no descarta meter el "gol de oro" en este "partido empatado"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PP al Congreso de los Diputados por la provincia de Lugo, Joaquín García Díez, calificó hoy de "fraude" las promesas del cabeza de cartel del PSOE en esta provincia, José Blanco, ya que "tuvo en su mano" cumplirlas porque "representa el 'número dos' de su partido", en referencia a su cargo como secretario de Organización de los socialistas.

En declaraciones a Europa Press, García Díez criticó, por ejemplo, que Blanco prometiese licitar en 2004 el nuevo puente sobre el río Miño, a su paso por la ciudad de las Murallas y que "a día de hoy no se haya licitado ni el proyecto técnico". Del mismo modo, lamentó que el Gobierno socialista "deje pendientes" las autovías Santiago-Lugo y Lugo-Ourense, así como varios tramos de la Transcantábrica, lo que "provoca que el balance sea muy pobre".

No obstante, el cabeza de cartel por Lugo apostó "por ocuparse de los problemas que más afectan a los ciudadanos y no tanto por obras". Al respecto, insistió en que la "crisis económica se puede notar muchísimo en Lugo", porque "son el sector servicios y el pequeño y mediano comercio los que mueven el dinero".

Pese a todo, García Díez apostó por no introducir "elementos de crispación social", aunque afirmó que "ni el candidato socialista ni la candidata nacionalista --Paz Abraira-- pueden presumir de haberse comportado con Lugo". Al respecto, recordó que el BNG "votó en contra de mejorar los trenes de cercanías en la provincia durante un debate en las Cortes".

PIES EN EL SUELO.

En ese sentido, reafirmó su disponibilidad a debatir con sus "rivales" políticos y llamó a los 'populares' a hacer "una campaña tranquila y en la calle". "A día de hoy, el partido está empatado y no va a haber prórroga. Ganará el que consiga hacerse con el gol de oro", apuntó.

Aunque afirmó que "no renuncia" a obtener tres escaños en la provincia luguesa, reconoció que "es difícil" conseguir los 15.000 votos que necesitarían para recuperar el tercer diputado que perdieron en las pasadas generales. "Me gusta poner los pies en el suelo y es complicado incrementar el número de diputados", aseveró.

Además, admitió que "habría que analizar las causas de algunos malos resultados que se dieron en algunos ayuntamientos" de la provincia luguesa en las pasadas elecciones municipales porque "hubo resultados realmente extraños en algunas comarcas donde el PP incomprensiblemente perdió posiciones". Sin embargo, opinó que no se debe "extrapolar" el balance de las locales a los comicios estatales y se mostró optimista en sacar un mayor número de votos que el PSOE.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies