El Gobierno invertirá 4 millones de euros en rehabilitar la antigua sede del Banco de España en Pontevedra

Actualizado 02/02/2006 17:52:52 CET

PONTEVEDRA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Economía y Hacienda invertirá cuatro millones de euros en rehabilitar el edificio que, hasta finales de 2003, fue la sede del Banco de España en Pontevedra y que, en adelante, albergará diferentes unidades de la Administración General del Estado.

Concretamente se hará una adecuación interior de espacios para ubicar en este edificio la Jefatura Provincial de Inspección de Telecomunicaciones, el Servicio Provincial de Costas, las Dependencias de Industria y Energía, de Agricultura y Pesca y la Oficina de Extranjeros en la que se gestionará de forma integrada los permisos de residencia y trabajo.

Por contra, se descartó la previsión inicialmente barajada por el subdelegado del Gobierno, Delfín Fernández Alvarez, de traer a Pontevedra la oficina de la Confederación Hidrográfica del Norte que en la actualidad se ubica en O Porriño. "Se va a crear una Confederación propia en Galicia para la Cuenca del Miño y del Sil, y lo normal es que la sede sea Ourense o Lugo", explicó Fernández Alvarez.

La inversión de 4 millones de euros en la rehabilitación del antiguo edificio del Banco de España se canalizará a través de la Sociedad Estatal de gestión Inmobiliaria de Patrimonio S.A, (SEGIPSA), que establece un plazo de seis meses para la redacción del proyecto y doce para la ejecución de la obra que se adjudicará mediante concurso público. Las obras consistirán en una rehabilitación integral que afectará únicamente a los espacios interiores del inmueble, para aumentar la capacidad de las plantas. Se conservará la fachada de este edificio noble de estilo neoclásico que data del año 1.904 y se ubica en una zona céntrica de la ciudad, la Calle Michelena, en cuyo entorno se emplazan edificios representativos e históricos de la ciudad como el Teatro Principal, el Convento de San Francisco, el Ayuntamiento y las ruinas de Santo Domingo.

El subdelegado del Gobierno expresó su "satisfacción plena" porque un edificio tan emblemático como este se recupere de una forma "respetuosa y digna" para integrar servicios del Estado.