El Gobierno local de Vigo anula las comisiones de control de la contratación por la "actitud obstruccionista" del PSOE

Actualizado 14/07/2006 20:00:11 CET

El PSdeG denuncia la "incompetencia" del PP a través de su política de "ocultismo" y "permanente victimismo"

VIGO, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno municipal de Vigo anunció hoy que anulará las comisiones municipales de control de contratación por la "actitud obstruccionista" del grupo municipal del PSdeG-PSOE, e indicó que dejará de "perder el tiempo" y sólo acudirá a aquellas comisiones a las que esté "obligado por ley".

El alcalde en funciones, José Manuel Figueroa, que hizo estas declaraciones hoy en rueda de prensa, recordó que una de las principales características del Ejecutivo local, desde el mismo día de su constitución, ha sido la "permanente búsqueda de consenso" entre los diferentes grupos municipales para los grandes proyectos de Vigo.

En este sentido, Figueroa indicó que la falta de "voluntad de acuerdo" por parte del PSdeG-PSOE y sus intentos de "boicot", han provocado que el Gobierno local "reconsidere su forma de actuar". Una decisión que viene motivada por la oposición del PSOE en la comisión celebrada hoy para la adjudicación de nuevos aparcamientos en la ciudad.

El portavoz municipal aseguró, por otra parte, que BNG y Partido Galeguista (PG), "siguen colaborando desde la discrepancia" y aportando sus opiniones en los grandes temas, algo que, a su entender, "no sucede con los socialistas".

Asimismo, José Manuel Figueroa recordó que nunca se constituyeron ni convocaron tantas comisiones, y aseguró que el Ejecutivo local "no va a permitir más boicots", por lo que instó a los socialistas a "cambiar" de estrategia y abandonar una "campaña electoral permanente". Así, Figueroa aseveró que el Gobierno sólo acudirá a las comisiones a las que "por ley" tenga que ir, mientras que dejará a un lado las que no sean "obligatorias" por "falta de operatividad".

FALTA DE CAPACIDAD

Por su parte, el grupo municipal del PSdeG-PSOE explicó a través de un comunicado que el anuncio del Ejecutivo municipal es una manifestación evidente de su "falta de capacidad" para "asumir sus propios fracasos de gestión", que vincularon a su "gran nerviosismo" y su "pésimo estilo político".

Asimismo, los socialistas aseguraron que el Gobierno local se muestra "incapaz" de afrontar la resolución de los grandes problemas de Vigo e insistieron en que, de un tiempo a esta parte, sus únicas estrategias para intentar disculpar su "incompetencia" son el "ocultismo" y el "permanente victimismo" sobre la actuación del resto de las Administraciones.

Por otra parte, los socialistas explicaron que el Gobierno de Corina Porro está mostrando "altas dosis de soberbia y arrogancia", acreditadas, a su entender, por el elevado número de decisiones aprobadas por el pleno de la corporación y que "nunca fueron llevadas a cabo".

ACUERDO PLENARIO

Por su parte, el portavoz nacionalista, Xavier Toba, pidió al Gobierno local "que sea más prudente" y "ande con cuidado", ya que, según explicó, esas reuniones derivan de un acuerdo plenario en el que los cuatro grupos municipales respaldaron una moción del BNG que proponía la creación de estas comisiones de control.

Asimismo, Toba advirtió al actual equipo de Gobierno que si no cumple con sus compromisos plenarios "se atenga a las consecuencias", al tiempo que insistió en que no aprovechen la situación de enfrentamiento con el PSdeG-PSOE, para "esconder su política de contratación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies