El Gobierno de Vigo advierte que el proyecto del Celta en Mos interfiere en el patrimonio y los intereses de la ciudad

La concejala de Urbanismo de Vigo, María José Caride
EUROPA PRESS
Publicado 26/03/2018 18:33:15CET

Asegura que el informe no es "político, sino técnico" y recalca que si no advirtiese de estos problemas incurriría en "deslealtad"

VIGO, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

La concejala de Urbanismo de Vigo, María José Caride, ha remarcado que el informe presentado por el Ayuntamiento olívico para rebatir la modificación puntual del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) de Mos que permitirá construir la ciudad deportiva del Real Club Celta no es "político, sino técnico", y ha reiterado que hay "algunos temas que no se ajustan a derecho".

Así lo ha manifestado este lunes en una rueda de prensa en respuesta a las declaraciones del presidente del club de fútbol, Carlos Mouriño, quien ha mantenido que "es legal absolutamente todo" el proyecto para la ciudad deportiva del Celta en la localidad de Mos; que la relación con Abel Caballero está "seriamente dañada"; y que ha cuestionado que el Celta continúe en Balaídos.

Caride ha incidido en que con esta modificación se produce "un perjuicio" para Vigo, dado que "muchas de las cuestiones planteadas invaden competencias" de la ciudad y "usan servicios de Vigo, sin que los vecinos reciban una contrapartida de este proyecto".

Tras arremeter con que no se informó al Ayuntamiento vigués de esta modificación hasta que la Xunta lo publicó en el periodo de consulta dentro de la evaluación ambiental estratégica, ha reprobado que el Celta decidió ubicar los equipamientos y demás servicios deportivos "en Mos, cuando podría haber decidido ubicarlos en Vigo", y lo acompaña de "120.000 metros cuadrados de centro comercial".

INTERFIERE EN LOS INTERESES DE LA CIUDAD

En este sentido, ha comentado que el propio informe señala "que aproximadamente el 60% de los usuarios obviamente van a ser ciudadanos de Vigo", lo que ha avisado que podrá hacer peligrar el comercio local, y supondrá que se usen "intensamente" las infraestructuras de la ciudad porque "más del 95% del tráfico va a derivase del centro comercial, no de las instalaciones deportivas".

A ello ha agregado que para el proyecto también se va a precisar agua --modificar depósitos, conducciones, bombas-- y transporte público, que ha mantenido "que tendrá que pagar la ciudad de Vigo". "Los técnicos municipales advierten cuestiones que afectan al abastecimiento agua, transporte, infraestructuras viarias y a nuestro patrimonio que interfieren en los intereses de la ciudad", ha resumido.

También ha criticado que el diseño incluye un estadio para el segundo equipo "con tres gradas con capacidad para 11.000 espectadores", cuando en los segundos equipos de ciudades con un tamaño similar se da espacio para entre 2.000 y 4.000 personas. "A nada que se amplíe a una cuarta grada y mejoren las proyectadas, será similar a Balaídos", ha manifestado.

PLAN GENERAL

A mayores, ha remarcado que Mouriño "dice que en Vigo no se pueden instalar por que el Plan General está anulado, pero es una evidencia que en Mos tampoco, porque lo aprobó hace un año y no tenía previsto estas instalaciones y por eso tiene que hacer una modificación de su planeamiento".

Además, ha dicho que la de Mos es una zona "de especial protección forestal, "¿qué cambió para que el monte deje de ser monte y pase a ser superficie comercial?".

En esta línea, ha remarcado que "en Vigo las instalaciones deportivas y las complementarias podrían instalarse sin modificación del Plan". "Pero si el Celta quiere ir a jugar a Mos no tenemos más que decir, legítimamente puede hacerlo", ha remarcado, agregando que si el Gobierno vigués advirtiese estos problemas y no presentase este informe contra la modificación sería "deslealtad".

En todo caso, ha insistido en que el club "tiene la mano tendida" por parte del Ayuntamiento de Vigo "para hacer inversiones en Vigo y donde decida, mientras no genere prejuicios a los ciudadanos" vigueses, si bien ha considerado que la primera preocupación del Celta "sea la ciudad deportiva, para los que hay terrenos en Vigo, y no un centro comercial, para lo que hay concursos".

Contador