Gran parte de la flota permanece amarrada en todo el litoral gallego

Contador
Puerto gallego, flota gallega
EUROPA PRESS
Publicado 13/02/2018 12:55:46CET

Varios mercantes se han refugiado en la zona de Corcubión por el mal tiempo y algunas zonas registran olas de más de cinco metros

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El mal tiempo que azota a todo litoral gallego este martes ha obligado a gran parte de la flota pesquera a permanecer amarrada puerto, tanto por el fuerte viento y al estado del mar.

En la zona de Corcubión, en concreto en Fisterra, apenas salieron tres barcos a faenar. Por otro lado, varios buques mercantes, alguno con material de plataformas petrolíferas, ha permanecido a refugio en el interior de la ría, según señalaron fuentes de las cofradías a Europa Press.

La flota permaneció totalmente amarrada en municipios como Carnota, Cariño o Ortigueira, donde sí salieron los mariscadores de a pié.

En Noia salió toda la flota de marisqueo, mientras que en Muros la mayoría de permaneció amarrada en puerto, salvo los de arrastre.

Por otra parte, en zonas como Mugardos sí ha salido la totalidad de los barcos, además de en Cedeira, a pesar de que en la zona se han dado fuertes rachas de viento que llegaron a alcanzar los 128,7 kilómetros por hora.

La costa de Lugo, por su parte, ha permanecido prácticamente amarrada tanto por el mal tiempo como por inactividad debido a las festividades locales. A pesar de ello, en zonas como Ribadeo no han podido salir a faenar por el estado del mar.

AFECTACIÓN AL TRANSPORTE

En el litoral de la provincia de Pontevedra la situación es similar al resto del territorio, donde está decretada la alerta amarilla por olas de cuatro metros y vientos del sudoeste con fuerza siete.

Los buques no han podido salir en zonas como Baiona (sólo un barco), Vilagarcía, donde solo ha salido el marisqueo a pié, o Poio, por el mal estado del mar.

La situación es diferente en otros municipios como Soutomaior y Vilaboa, donde han salido algunos barcos, y Cambados, donde solo ha permanecido en tierra el marisqueo a flote.

Por otro lado, el mal tiempo también ha afectado a servicios de transporte marítimo. En concreto, Mar de Ons se vio obligado a suspender los viajes entre Cangas y Vigo, aunque ya está de nuevo en activo tras quedar abierto de nuevo a las 11.00 horas.

OLAS DE MÁS DE CINCO METROS

El estado de alerta en el mar está dejando olas que llegaron a superar los cinco metros de altura en varios puntos del litoral gallego, según los datos de las boyas de Puertos del Estado.

En la boya de Cabo Silleiro, por ejemplo, se están registrando olas superiores a los cuatro metros, mientras que en Villano-Sisargas han superado los cinco metros de altura.

Asimismo, las proximidades del litoral de A Coruña están registrando olas de 3,9 metros y en Estaca de Bares de 4,69 metros, aunque también han sobrepasado los cinco metros a lo largo de la mañana.