El PSOE se compromete con las víctimas de Angrois a pedir la investigación política

Reunión del PSOE en el Congreso con las víctimas de Angrois
@GPSCONGRESO
Actualizado 10/07/2017 20:11:52 CET

   La Ejecutiva Federal decidirá formalmente el cambio de posición del partido antes del día 24, cuando se cumplen cuatro años del siniestro

   MADRID / SANTIAGO, 10 (EUROPA PRESS)

La dirección del grupo socialista se ha comprometido este lunes con la plataforma de víctimas del accidente del Alvia, que hace casi cuatro años costó la vida a 80 personas y dejó heridas a 144 en el barrio compostelano de Angrois, a pedir la creación de una comisión de investigación en el Congreso sobre ese siniestro.

Así lo ha explicado a Europa Press el presidente de este colectivo, Jesús Domínguez, tras la reunión que, junto con otros representantes de los afectados, ha mantenido en las Cortes con la portavoz del grupo del PSOE, Margarita Robles; el secretario de Transparencia del partido y también diputado, Odón Elorza, y varios parlamentarios gallegos.

Durante el encuentro, la cúpula del grupo socialista ha trasladado a las víctimas su intención de impulsar esa investigación con la que víctimas y familiares quieren que se depuren responsabilidades políticas. No obstante, será la comisión ejecutiva federal del PSOE la que en las próximas semanas analizará esta demanda y decidirá formalmente el cambio de posición del partido sobre esta cuestión.

La diputada y coordinadora en las Cortes Pilar Cancela, presidenta de la gestora del PSdeG, ha señalado en declaraciones a los medios tras el encuentro que "previsiblemente" la Ejecutiva del PSOE abordará este tema en su reunión del próximo lunes, y ha indicado que habrá una decisión "conjunta" sobre las dos comisiones que reclaman las víctimas: la de carácter político y la técnica.

Fuentes socialistas han precisado a Europa Press que en todo caso la dirección debatirá sobre ambas comisiones antes del próximo día 24 de julio, cuando se cumplirán cuatro años del descarrilamiento en la curva de A Grandeira.

Preguntada sobre si los socialistas gallegos romperían la disciplina de voto en caso de que esta petición no saliese adelante en la ejecutiva federal, Cancela ha contestado: "No contemplo esa posibilidad. No se va a dar esa situación".

El pasado 31 de mayo, justo después de que Pedro Sánchez ganase las primarias del partido, en el grupo socialista ya se escenificó el cambio de postura a favor de la comisión parlamentaria para depurar eventuales responsabilidades políticas por el accidente.

En aquella cita estuvieron presentes el por entonces portavoz en la comisión de Fomento del Congreso, César Joaquín Ramos, quien centró su intervención en el apoyo a la comisión técnica; pero también Elorza, Zaida Cantera y los gallegos Pilar Cancela y Ricardo García Mira, quienes se mostraron partidarios de la comisión de investigación política.

Previamente, en abril de 2016, el pleno del Congreso tumbó, con los votos de PP y PSOE, la petición de En Marea-Unidos Podemos y parte del Grupo Mixto para que la abriera una investigación.

PETICIÓN DE TODOS LOS PARTIDOS

En representación de la asociación de víctimas, Domínguez ha mostrado su satisfacción por el resultado de la reunión, antes de la cual ya había advertido de que sería "una tomadura de pelo" que el PSOE no culminara su cambio de posición. "Lo que pedimos es algo muy democrático y de mucha transparencia y ha llegado la hora de que el PSOE por fin cambie de postura", ha aseverado.

Ahora, lo que piden los afectados es que, una vez tengan el visto bueno de la ejecutiva federal, los socialistas registren la petición de creación de la comisión con los demás grupos que ya han mostrado de acuerdo con la misma y que incluso intenten también convencer al PP.

"La comisión de investigación tiene que ser cosa de todos; la seguridad y el respeto a la verdad es un tema que afecta a todos", argumenta el presidente de la plataforma, tras recordar que tanto En Marea y el resto de Unidos Podemos, como Ciudadanos, Esquerra Republicana y gran parte del Grupo Mixto han apoyado esta reivindicación de las víctimas.

RESPONSABILIDADES DE BLANCO Y PASTOR

A su juicio, el PP y el PSOE se han venido negando a que el Congreso investigara este asunto porque podría derivar en la petición de responsabilidades políticas a dos exministros de Fomento, el socialista José Blanco, ahora eurodiputado y la actual presidenta del Congreso, la popular, Ana Pastor.

En este sentido, ha subrayado que bajo mandato de Blanco "se cambió el proyecto y se rebajó la seguridad" de la línea, y que fue en la etapa de Pastor cuando "se puso en servicio y se rebajó el sistema de seguridad porque causaba retrasos".

Además, las víctimas aducen que fue con Pastor al frente de Fomento cuando se trató de "ocultar información" y se activó la investigación técnica (por parte de la CIAF, órgano colegiado del Ministerio de Fomento) que la Comisión y el Parlamento europeos han censurado por no ser independiente.

Desde su punto de vista, la futura investigación parlamentaria debe servir para depurar responsabilidades porque a los ciudadanos "se les vendió que había unos sistema de seguridad de alta velocidad que no estaban instalados ni en la vía ni en el tren" y que habían sido pagados con dinero público.

"Ha habido una serie de engaños y ocultaciones, como documentación que no mandaban al juzgado desde Renfe y Adif, que son empresas públicas", ha denunciado Domínguez, quien ha reclamado que todo esto se analice con "luz y taquígrafos" en la Cámara Baja.

INVESTIGACIÓN TÉCNICA INDEPENDIENTE

Junto a esta comisión, también solicitan otra de carácter técnico, para sustituir el informe sobre el descarrilamiento que elaboró la CIAF, que únicamente responsabilizó al maquinista y al exceso de velocidad de lo sucedido.

En este sentido, demandan que se cumpla el mandato de Bruselas y se active una investigación de carácter técnico verdaderamente independiente en la que participen miembros de la Agencia Ferroviaria Europea y se dé voz a las víctimas.

   Domínguez ha explicado que en la investigación que se hizo en su momento participaron el director de Seguridad de Renfe y el de Adif, "los mismos que desconectaron el sistema de seguridad" del Alvia. "No se puede ser juez y parte en un tema tan grave como este", ha remachado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies