Los grupos del Parlamento, en desacuerdo para modificar las normas de funcionamiento

Reforma Reglamento
EUROPA PRESS/REMITIDO
Actualizado 03/12/2014 13:59:29 CET

El BNG pedía constituir la ponencia y que en la reforma se introdujesen "penalizaciones" a los incumplimientos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Grupo del BNG ha tratado de impulsar una reforma global del Reglamento del Parlamento, es decir, las normas por las que se rigen internamente sus señorías y el funcionamiento interno, pero el desacuerdo sobre hacia dónde habría que caminar se ha hecho patente. Con todo, la oposición ha coincidido en la relevancia de aumentar la "transparencia" y "democratización" en el Pazo do Hórreo.

Las diferencias se hicieron también visibles en la presentación de las enmiendas. No en vano, las dos diputadas del Grupo Mixto, que desembocaron en él tras haberse presentado en la misma candidatura --la de Alternativa Galega de Esquerda-- presentaron sendas aportaciones a la iniciativa, que fueron aceptadas por la diputada proponente, la nacionalista Tereixa Paz.

En el debate, el portavoz del grupo mayoritario, el popular Pedro Puy, ha esgrimido las divergencias en las intervenciones como argumento para no abrir el debate, ya que, según sus propias palabras, "no hay en absoluto consenso" para llevar a cabo la reforma propuesta.

Durante la defensa de la iniciativa, la diputada del BNG ha asegurado que el PP ha convertido el Parlamento en una "terminal del gobierno, obstaculizando en la práctica una de sus funciones: la de ser control y transmisor de los problemas de la ciudadanía".

A juicio de Paz, el reglamento de la Cámara, que "no sufrió más que pequeños parches, siempre en función de los intereses del grupo mayoritario", debe recoger "consecuencias" para los casos en los que, por ejemplo, el Gobierno no da cumplimiento a los requerimientos del fiscalizador parlamentario.

Asimismo, la iniciativa, que no ha prosperado por los votos negativos del PP, proponía "penalizaciones" para los casos de "incumplimientos" de las resoluciones parlamentarias o ante "ocultación" de información por parte de la Xunta.

INVIOLABILIDAD

Además, en su intervención, Tereixa Paz se ha referido a la "inviolabilidad" de los diputados y la propuesta del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de suprimirla. Para la diputada del Bloque, la única intención es "amordazar aún más" a la oposición, bajo la idea de que "si no se habla de corrupción es porque no hay".

Por parte del Grupo del PSdeG --que se abstuvo en la votación-- Francisco Caamaño ha defendido que "se pueden hacer muchas cosas" con el fin de dar "más transparencia" y mejorar el control de la oposición al Gobierno y "no que el Gobierno controle a la oposición". En todo caso, aseguró que los socialistas "no coinciden en muchos de los aspectos" mostrados en la iniciativa.

Xabier Ron, por parte de AGE --que apoyó la iniciativa--, ha considerado "apropiada" la iniciativa, ya que "existe un divorcio entre la institución y la ciudadanía", por lo que ha defendido aumentar la transparencia.

Así las cosas, Pedro Puy ha defendido el reglamento existente actualmente en el sentido de que la mayoría parlamentaria lo ha aplicado, dijo, "con generosidad"; al tiempo que ha considerado que una reforma de esta normativa debería hacerse por "consenso".

"Y después de escuchar al grupo mayoritario de la oposición, y al PP, no hay consenso sobre esto", ha advertido el parlamentario popular, quien ha remarcado que el Parlamento gallego es el segundo con más horas de actividad del resto de cámaras de las comunidades y, por ejemplo, hasta julio se reunió 500 horas en lo que va de legislatura.

Asimismo, ha subrayado que de 722 temas debatidos, 608 se han correspondido con los grupos de la oposición. "¡Pido por favor que todos nos pongamos en pie porque nos dejan presentar iniciativas! ¡Viva la democracia!", teatralizó Tereixa Paz, en su réplica.

COSTE DEL GRUPO MIXTO

Por otro lado, la diputada del Grupo Mixto Chelo Martínez ha defendido una enmienda en la que pretendía vincular la productividad de los diputados y su trabajo "efectivo" al sueldo que cobran. "¡Vamos a ver quién está realmente preocupado por el dinero!", ha enunciado.

Esta enmienda fue votada por separado y únicamente contó con el apoyo de los grupos minoritarios de la oposición, mientras que ni PPdeG ni PSdeG presionaron luz verde en este punto.

A ella, Pedro Puy le replicó que su enmienda sólo favorecía a los grupos "uninominales" frente a los que cuentan con más diputados y le recordó que su grupo "no fue elegido por el pueblo de Galicia", ya que no salió directamente de las urnas.

Por otro lado, la otra diputada del Grupo Mixto, Carmen Iglesias, defendió que en una eventual reforma del reglamento se aprovechase para "regular el funcionamiento del Mixto para las próximas legislaturas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies