La huelga de autobuses se repite este martes en medio de la negociación Xunta-sector

La estación de autobuses de Santiago, durante la huelga
EUROPA PRESS
Actualizado 03/07/2017 22:25:43 CET

   Los trabajadores votarán en asamblea a las 9,00 horas si ir a la huelga general a partir del día 13

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La huelga de autobuses se repite este martes en toda la comunidad, en medio de las negociaciones abiertas entre la Xunta y el sector, que en las últimas horas han registrado avances significativos, principalmente con los representantes de los trabajadores.

   Así, los sindicatos UGT, CC.OO. y CIG cerraron a última hora de este lunes, tras más de cinco horas de reunión, una cláusula de subrogación con la Consellería de Infraestruturas que "mejora mucho" la propuesta inicial de la administración y recoge "las expectativas" de los representantes de los trabajadores.

   Así lo destacó en declaraciones a Europa Press la portavoz de UGT, Beatriz Meilán, quien, con todo, advirtió que las centrales siguen detectando "una laguna tremenda" en lo que se refiere a cuestiones económicas concretas de cada contrato.

   Este fue el punto en el que comenzaron a trabajar avanzada la reunión de este lunes, una vez cerrado el documento sobre subrogación, y en el que continuarán el miércoles, en una nueva cita a dos bandas prevista para las 11,00 horas.

REUNIÓN CON LA PATRONAL

   Por su parte, las federaciones Fegabús, Anetra y Transgacar hablaron de un "paso importante" tras el encuentro celebrado también este lunes, por la mañana.

   Sin embargo, las posturas están bastante más alejadas entre el Gobierno gallego y los representantes de estas empresas, que acordaron volver a verse también esta semana.

   La Xunta les ha pedido que aporten "sugerencias" y las federaciones han quedado en hacerlo tras analizar la documentación redactada estos días sobre la subrogación.

"LÍNEAS VIABLES"

   "El problema sigue ahí: si hay subrogación pero las líneas no son viables, los trabajadores se irán igualmente a la calle", explicó Meilán.

   De ahí que los sindicatos quieran --al igual que exige la patronal-- introducir garantías económicas para la viabilidad de algunas líneas del rural de la comunidad que de inicio se presentan como deficitarias.

   En este escenario, se mantiene la huelga --convocada de manera indefinida para los martes y miércoles--. Es más, a las 9,00 horas, los trabajadores votarán en asambleas que se celebrarán en las principales estaciones de autobús de la comunidad si convertirla en huelga general a partir del día 13.

   En caso de salir que sí, los paros --que ya tuvieron un amplio seguimiento los días 20, 21, 27 y 28 de junio-- se generalizarán en el transporte de viajeros por carretera a partir de ese día. Si el resultado es negativo, proseguirá la huelga martes y miércoles.

   La implantación a partir de agosto de la primera etapa del plan de reordenación de líneas, así como el bloqueo de los convenios colectivos por parte de la patronal, son los motivos por los que los sindicatos convocaron la huelga indefinida.

EL FIN DE LA PINZA

   Ahora, y tras un primer momento en el conflicto en el que centrales y empresarios presionaron a la administración en contra de su proyecto, los representantes de los trabajadores han avanzado en las negociaciones bilaterales con el Gobierno gallego en mayor medida que las federaciones (tres de cuatro son las más beligerantes).

   De hecho, la representante de UGT apuntó que la idea este martes también será trasladar esa presión a la patronal, para ver si pueden reunirse o tener algún contacto sobre los convenios colectivos, que tienen carácter provincial.

LA POSTURA DE LA XUNTA

   Por su parte, la Consellería de Infraestruturas interpretó que en la reunión de este lunes con los sindicatos "se ratificó que el plan es el único camino para garantizar los empleos en el sector a partir del mes de agosto".

   En un día "de negociaciones intensas", Ethel Vázquez mostró "voluntad de alcanzar el máximo consenso" sobre el plan, según destacó el departamento autonómico.

   "El Gobierno gallego mantiene que el plan de transporte público es la única alternativa viable y legal para garantizar los empleos, el transporte en el rural, con garantías para los escolares y para las pequeñas y medianas empresas", resaltó Infraestruturas.

   Para eso, defendió estar "mejorando el plan cada día, con la incorporación de aportaciones por parte de las empresas, los ayuntamientos e incluso de los propios usuarios".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies