Huelguistas de justicia en Vigo llevan sus protestas a las bodas civiles con bombos y al grito de: "No te cases, únete"

Contador
383214.1.644.368.20180209153118
Vídeo de la noticia
Actualizado 09/02/2018 17:33:27 CET

   VIGO, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Los trabajadores de la justicia en Vigo que secundan la huelga indefinida han llevado sus protestas a las bodas civiles que se celebraron en la mañana de este viernes en los juzgados vigueses, donde, al ritmo de los bombos, han entonado los cánticos "non te cases, únete", y "viva los novios".

   Así, han mantenido las protestas durante alrededor de una hora, tiempo en el que se han celebrado cuatro bodas, según ha informado a Europa Press el portavoz de Alternativas na Xustiza-CUT, Pablo Valeiras.

   En relación con esto, ha remarcado que la intención de los trabajadores no era "bloquear las bodas", puesto que "hay que respetar" actos como este y a la ciudadanía "a todos los niveles"; sino que, ha defendido, lo que hicieron es "acompañar" a los novios y estar "amenizando" su casamiento.

   Valeiras ha indicado que este viernes los huelguistas también realizaron un recorrido por el Registro Civil y por los distintos juzgados, donde han informado "a algún esquirol de la importancia del movimiento", y han paralizado ocho juicios --todos salvo los urgentes-- en un juzgado de refuerzo de lo social.

   Además, ha indicado que este jueves paralizaron también juicios en el Penal número dos y en Primera Instancia número 13. En total, ha manifestado que hay alrededor de una veintena de esquiroles, pero "poco a poco" se están uniendo a la protesta.

"NO DAR UN PASO ATRÁS"

   En este marco, el portavoz de SPJ-USO, Julio Bouza, ha llamado a los trabajadores a participar no solo en la huelga, sino también en los piquetes, y ambos sindicalistas han insistido en que "no tendría sentido convocar una huelga indefinida" para desistir con el paso de los días, por lo que han instado a "no dar un paso atrás".

   "Tenemos que aguantar, si perdemos todo lo ganado perdemos nuestra credibilidad para el futuro. Nos jugamos no solo el sueldo, también la dignidad de las bajas", ha sellado Valeiras, a lo que otra sindicalista ha añadido que hay "un abuso con los servicios mínimos que incumplen la legalidad".