Incautada merluza de talla antirreglamentaria en Marín

Remitiendo Dos Notas De Prensa De La Comandancia De La Guardia Civil De Ponteved
EUROPA PRESS/REMITIDO
Actualizado 06/12/2016 12:47:30 CET

Incoadas tres actas de infracciones administrativas que instruye el servicio de guardacostas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil y el servicio de guardacostas de la Xunta han realizado una operación conjunta en la que se han decomisado algo más de 200 kilos de merluza de tamaño antirreglamentario en el muelle de Marín, según informa la Benemérita.

Los antecedentes del inicio de esta operación se remontan, según indica, a principios del mes de noviembre, cuando se tuvo noticia de que en el puerto de Bueu se estaba descargando merluza de talla inferior a la establecida.

La desestiba de este pescado se hacía a unas horas intempestivas para evitar el control de las fuerzas y cuerpos de seguridad encargadas de su control, adoptando especiales medidas de seguridad para evitar ser sorprendidos.

Una vez contrastada la información y comprobadas las medidas de seguridad y contra vigilancias que establecían entorno al muelle para garantizar la impunidad de las descargas, la pasada semana se estableció "un discreto, a la vez que complejo, dispositivo de control sobre el citado muelle", con equipos mixtos integrados por personal del servicio de guardacostas de la Xunta (unidad operativa de Pontevedra) y Guardia Civil (Seprona de Cangas, puesto de Moaña y patrulla fiscal de Marín) con el objeto de interceptar las descargas y proceder en consecuencia.

En esta ocasión, el barco pesquero que se estaba esperando cambió el rumbo de forma imprevista a última hora y se dirigió al muelle de Marín, de acuerdo con la información que traslada la Guardia Civil.

DOS VEHÍCULOS

"Esta maniobra, que se considera de distracción, fue rápidamente detectada por el operativo de control y seguimiento del barco que llegó al puerto de Marín justo en el momento en el que se estaba descargando el pescado en dos turismos", apunta.

Cuando estos dos vehículos intentaban abandonar el puerto fueron interceptados e inspeccionados y en su interior se incautaron un total de 201,5 kilogramos de merluza de talla inferior a la establecida.

La operación ha supuesto la incoación de un total de tres actas de otras tantas infracciones administrativas, que instruye el servicio de guardacostas, cuya competencia sancionadora corresponde a la Xunta, además de la incautación de los dos vehículos y el decomiso del pescado intervenido, que fue entregado en un comedor social benéfico.