Sindicatos gallegos alertan de que la subida perjudica más a las rentas bajas porque afecta a bienes necesarios

Actualizado 14/11/2007 18:51:18 CET

Denuncian que algunos incrementos de precios no se corresponden con los aumentos de costes de producción

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

UGT, CC.OO. y CIG coincidieron hoy en advertir de que el incremento del IPC en octubre -del 1,7 por ciento en Galicia que eleva el interanual al 3,4- perjudica en mayor medida a las familias con rentas más bajas, pues tienen que destinar un mayor porcentaje de su dinero a los bienes de primera necesidad, especialmente afectados por el alza de la inflación.

En declaraciones a Europa Press, Antolín Alcántara, de la CIG, aseguró que estas familias no notan un incremento del IPC "de un 3,5 por ciento en la cesta de la compra, sino de un 12 ó un 14 por ciento", a la que "destinan el 40 por ciento de su renta".

De la misma opinión es Maica Bouza, del gabinete económico de CC.OO. de Galicia, quien recordó que "la culpa de la subida" no puede ser toda del alza de los productos petrolíferos, pues recordó que "la inflación subyacente -sin tener en cuenta estos productos y los alimentos frescos- también supera el 3 por ciento".

Por su parte, UGT también incidió en el deterioro de las rentas salariales bajas y añadió que este mal dato del IPC "aparece en un momento estable en los ámbitos económico y laboral", que apuntan a "una tendencia hacia la descapitalización de las rentas familiares gallegas".

ALZAS INJUSTIFICADAS.

Los sindicatos denunciaron que "hay incrementos de precios que no se corresponden con el alza de costes de producción" y criticaron que "se aprovechen de un clima de confusión del consumidor final" ante tanta subida para aumentarlos por encima de lo que estaría justificado.

Antolín Alcántara avanzó que la CIG "iniciará una campaña en 2008" para modificar el IPC porque entiende que "no refleja la realidad" debido a que fue modificado a raíz de la entrada del euro en 2002 para "atenuar" la subida que provocó la adopción de la moneda única.

En este sentido, Maica Bouza recordó que el precio de la vivienda tampoco está recogido fielmente, pues el indicador incluye "consumos y no inversiones", a pesar de que el montante de la hipoteca repercute muy directamente sobre el poder adquisitivo de los ciudadanos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies